Ourense

El gobierno local dice que la oposición “non ten alternativa"

Ourense

El gobierno local dice que la oposición “non ten alternativa"

Los concejales del grupo municipal socialista, ayer en un desayuno informativo.
photo_cameraLos concejales del grupo municipal socialista, ayer en un desayuno informativo.

La aprobación de los primeros presupuestos en cinco años han causado un enfrentamiento entre el grupo de gobierno del Concello (DO y PP), que acusa a los otros grupos de "falta de alternativa" y de "non ter modelo de cidade" por no presentar enmiendas, mientras que estos insisten en que el proyecto que presentaron es "ilegal", y se limitan a pedir su devolución.

Una vez finalizado el periodo de enmiendas, Ciudadanos –aunque vestido de enmienda a la totalidad–, BNG y PSOE se limitaron a pedir la devolución del proyecto para corregir los "vicios de anulabilidad" vistos por el interventor.

El gobierno municipal cree que los grupos "perderon unha oportunidade". La concejala de Facenda, Ana Fernández Morenza, dice que  quedaron "retratados", ya que muestran "que non son alternativa nin contan con ningún modelo". 

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, fue especialmente crítico con José Araújo, portavoz  de Ciudadanos, "que lleva pululando aquí 10 años", por presentar una enmienda a la totalidad.  Según Jácome, este recurso "no existe en la administración municipal", pero se hizo "seguramente por comodidad, sin parar a ver qué está bien y qué está mal".  Para el regidor, esto demuestra "una absoluta ineptitud" de la formación naranja y el nivel de una oposición "que critica y no sabe ni lo básico". 

Araújo dijo que "consideramos que si o podemos facer" y que su enmienda es " unha porta aberta a que recúen e que reformulen os orzamentos". Por su parte, el teniente de alcalde, Jorge Pumar, dijo que a la oposición "non lle importa a cidade, senón a confrontación", y que su alternativa es "un papel en branco". 

En el gobierno local sentaron mal las palabras del portavoz de BNG, Luis Seara, que criticó el "argumento perverso" del portavoz municipal, Miguel Caride, de que  el informe del interventor no era vinculante. Caride le respondió con dureza: "O perverso é falar sen saber do que se fala e non coñecer os procedementos, o que leva a dicir cousas que non son certas, por non cualificalas doutra maneira". 


El PSOE: “falsos e á marxe da legalidade"


Los presupuestos son un "corta e pega" y están "de vicio", dijo el edil José Rúas, del PSOE,  en relación a los "vicios de anulabilidad" detectados por el interventor, con el "informe máis demoledor da historia". Estos presupuestos "á marxe da legalidade, falsos e irreais" son un "fake sen new, non teñen nada novo e deixan a cidade sen rumbo e á deriva". El PSOE señala que faltan 5,2 millones y que no hubo negociación colectiva ni fiscalización.

"Teñen moitas máis eivas pero a Jácome merécenlle menos críticas que os de 2018", apuntó Rúas, que lo acusó de "dobre vara de medir". El PSOE advierte de la pérdida de 7 millones por la rebaja del IBI y que se dejan de recibir 300.000 euros en tasas por falta de personal. Natalia González echó en cara a PP y DO que rebajen partidas a ayuda en el hogar y comedor sobre rodas y suban "festas e iluminación"con "o maior gasto en asesores da historia". Falta de Plan de Empleo, escasa apuesta por el termalismo o por el aniversario de la Xeración Nós, otras críticas: "É importante que haxa orzamentos, pero non a calquera prezo".