Ourense

Gran “preocupación" empresarial por las infraestructuras pendientes en Ourense

Ourense

Infraestructuras

Gran “preocupación" empresarial por las infraestructuras pendientes en Ourense

Tramo de la A-56 de 8,8 kilómetros, inaugurado el 23 de septiembre pasado. (Foto: Miguel Ángel)
photo_cameraTramo de la A-56 de 8,8 kilómetros, inaugurado el 23 de septiembre pasado. (Foto: Miguel Ángel)
La CEO hace público un documento en el que insta a las administraciones a impulsar las infraestructuras pendientes, como la reactivación de los proyectos transfronterizos y las autovías de conexión a Lugo (A-56) y Ponferrada (A-76)

La Comisión de Infraestructuras y PXOM de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) acaba de hacer público un documento en el que alude a su preocupación "por la situación en la que se encuentra el estado de las infraestructuras pendientes en nuestra provincia, llegada de la Alta Velocidad, A-56, A-76 y PXOM". Fuera de estas referencias, que son una constante en el déficit inversor de la provincia, la patronal detecta que en la XXXI Cumbre Ibérica que tuvo lugar el pasado día 10 de octubre, "se obvió incluir en la relación de infraestructuras a realizar conjuntamente España y Portugal el vial transfronterizo que uniría Macedo dos Cavaleiros y Vinhais con la A-52 y la futura estación del AVE de A Gudiña". 

De nuevo la palabra "olvido" vuelve al discurso empresarial, "a pesar de la declaración institucional en apoyo a la Autovía entre el Nordeste de Portugal, la A-52 y la estación del AVE de A Gudiña impulsada por la Xunta, la Diputación y los municipios transfronterizos", indice la patronal. 

Defiende la CEO que la ejecución de esta infraestructura, por parte de ambos gobiernos, facilitaría el acceso de todo el Nordeste del país luso a la línea de alta velocidad entre Galicia y Madrid. Entiende que sería "una oportunidad única el llevar a cabo en este momento esta actuación aprovechando los mecanismos de apoyo a nivel europeo, que exige proyectos que cumplan las líneas de igualdad entre territorios".

Competitividad

La Comisión de Infraestructuras y PXOM de la CEO insiste una vez más que unas buenas comunicaciones "resultan determinantes para que las empresas de nuestra provincia sean más competitivas y que nuestro territorio se convierta en un lugar atractivo para el asentamiento de empresas que generen empleo y riqueza". Por ello considera prioritario  que se incluya la realización de la autovía a A Gudiña. 

En lo que se refiere a A-56 que uniría Ourense con Lugo, se insta a que se incluya en los presupuestos para el próximo año la partida necesaria para su conclusión y se ejecute. En este caso, se trata de un "eje estratégico y vital de comunicación que unirá no solo Ourense con Lugo sino que conseguiría un gran  eje de vertebración Norte – Sur en el interior de Galicia, con Portugal, con el Norte de España y Europa".  Recientemente  se ha puesto en servicio un tramo de 8,8 km, además de trabajos de asistencias técnicas y expropiaciones, que permite conectar en A Barrela con la N-540 y en As Lamas, con las carreteras autonómicas LU-901 y OU- 901, conectando así con el eje de comunicación denominado Eje Ribeiro, hacia Cea, O Carballiño y la AG-53-. "Por ello es prioritario que se contemple en los presupuestos para su completa ejecución", sostiene la patronal. 

Asimismo se reclama que en los Presupuestos Generales del Estado se incluya una partida para otra infraestructura pendiente, la A-76 que uniría Ourense con Ponferrada por la que se lleva años luchando para su ejecución. 

La entidad empresarial considera que toca contribuir, en la medida de lo posible, "para paliar los dramáticos e inéditos efectos de la pandemia, que se unen a la ya desigual situación en la que se encuentra Ourense". Por ello apela al Gobierno de España; la Xunta y la Diputación a impulsar las actuaciones necesarias "para vertebrar nuestra provincia y conectarla con otros territorios". 

Apela la CEO a la oportunidad del apoyo del Mecanismo de Recuperación y Resilencia, que proporciona la UE apoyo financiero para aumentar las inversiones públicas y las reformas tras la crisis de la COVID- 19, "el Gobierno de España ha de incluir en los planes nacionales de recuperación y resilencia estas infraestructuras, por lo que es el momento de que las autoridades autonómicas, provinciales y locales se lo propongan y así conseguir la financiación necesaria" para estos proyectos que lograrían la reactivación económica "contribuyendo a la cohesión económica, social y territorial" y garantizando que "nuestra economía emprenda una transición ecológica y digital sostenible y resilente".