La Región

OURENSE

La tormenta provoca riadas en Monterrei y Valdeorras

Causó graves daños y obligó a varios rescates, como el de un vecino de Infesta arrastrado por el Rubín

Granizo en la autovía A-52, a la altura de Cualedro. (XESÚS FARIÑAS)
Granizo en la autovía A-52, a la altura de Cualedro. (XESÚS FARIÑAS)
La tormenta provoca riadas en Monterrei y Valdeorras

La tormenta ocasionó en la tarde de este lunes cuantiosos daños en las comarca de Monterrei y Valdeorras. En la primera descargó 27,2 litros de agua en diez minutos (se recogieron 35,4 en todo el día), mientras que en la segunda dejaba 12,4 durante el mismo espacio de tiempo, según Meteogalicia. Donde más llovió fue en Laza, con 65 litros por metro cuadrado. 

La tromba de agua, que en las dos comarcas descargó durante varios minutos en forma de granizo, puso en apuros a los vecinos de Infesta al desbordarse el río Rubín, e inundar prácticamente la totalidad de las viviendas, naves industriales y agrícolas. El agua arrastró a un vecino, que fue rescatado con vida tras la intervención de bomberos, Protección Civil y el helicóptero del 61. La riada, además, se llevó tractores, coches,  remolques y carretas que los vecinos utilizan para las tareas agrícolas, después de cortar los accesos a la aldea. Otra vecina tuvo que ser trasladada al Punto de Atención Continuada (PAC) de Verín para ser atendida de contusiones en el cuerpo. La Guardia Civil tuvo que auxiliar a vecinos y perros.

El agua provocó inundaciones en Albarellos, Vilaza, Verín y Cualedro. El alcalde de este último municipio aseguraba que los efectivos de emergencia y el personal municipal estaban desbordados. En este municipio llegó a derribar parte de una granja.

Las inuaccidente o bolondaciones se sucedieron durante toda la tarde en infraestructuras públicas de O Barco, A Rúa y Vilamartin. En la villa barquense, los efectivos del GES achicaron agua en bajos industriales y viviendas de la avenida del Bierzo,  San Roque y Veigamuíños.


Problemas en la A-52


La tromba de agua obligó a cortar la A-52en As Estivadas (Cualedro-Monterrei). Las piedras de hielo cubrieron toda la calzada dificultando el pasado de los vehículos, sobre todo de camiones, ante el riesgo de que quedaran atravesados o se salieran de la calzada. Tráfico registró tres salidas de vía, sin heridos. El granizo también condicionó la circulación en la vía de alta capacidad en A Gudiña, la OU-533 (O Bolo) y la N-120, entre Rubiá y O Barco.


Daños en los viñedos y plantas de huerta


Efectivos de la Guardia Civil continuaban a las 22,40 horas de este lunes auxiliando a vecinos en las localidades de Vilaza e Infesta (Monterrei).A esa hora también permanecían anegadas zonas de de Verín. Fue una jornada dura para los efectivos de Protección Civil y GES, que en las citadas localidades tuvieron que rescatar, junto con la Guardia Civil, a vecinos, sobre todo jóvenes que jugaban en la calle.

La granizada ocasionó daños en viñedos y productos de huerta. Algunos vecinos ya salieron en la noche de este lunes a comprobar el estado en el que quedaron sus fincas. "O granizo danou moitas uvas. Deixou  cepas sen foxas", lamentaba un viticultor de O Barco.  Hoy será jornada de balance de los daños en viviendas, naves industriales y en los productos agrícolas. "A un gandeiro tiroulle  boa parte de nave na que tiña ovellas, pero tivo tempo de sacar os animais fóra", aseguraba el alcalde de Cualedro, Luciano Rivero.

El temor son los daños en la viticultura, dado que la cosecha de uvas estaba avanzada. "Unha tormenta como esta en pleno mes de xullo destroza as uvas  e incluso pode afectar as vides cara o próximo ano", lamentaba un agricultor de Albarellos (Monterrei), recordando que el granizo descargó con fuerza. 


"Los vecinos están todos en sus casas, pero los desperfectos son cuantiosos"


La tormenta apuntó en la ciudad y en el resto de las comarcas ourensanas, pero sin llegar a descargar tanta agua y granizo como en Monterrei y Valdeorras. El alcalde de Monterrei, José Luis Suárez, recordaba que donde más llovió fue en las zonas de Guimarei e Infesta. "El río Rubín no está limpio, el agua generó muchos arrastres y la maleza hizo de tapón, por  lo que se desbordó", aseguró, recordando que la  tarde fue dura, "pero los vecinos ya están todos en sus casas. Los daños son cuantiosos".


Anticiclón 


Las tormentas, que este lunes descargaron 361 rayos en Galicia –prácticamente todos en la provincia de Ourense–, comenzarán a alejarse durante la jornada de hoy con la llegada de un anticiclón que ganará espacio sobre el territorio gallego a medida que avance el día, según Meteogalicia.

Las temperaturas diurnas experimentarán un ligero ascenso, que se mantendrá a lo largo de buena parte de la semana. El termómetro está previsto que suba hasta los 32 grados centígrados hoy en la ciudad (este lunes se quedó en 29) y continúe ganando valores durante las jornadas de mañana  miércoles y en la del jueves.

La lluvia podría regresar el próximo sábado con la entrada de una borrasca por el Atlántico, según el observatorio gallego, pero la situación anticiclónica volverá a ganar espacio al día siguiente. 

 


Los daños en fotografías en Valdeorras


07082019 N-536 inmediaciones de coedo_result

07082019 tormenta barco1_result

07082019 viloira_result