La Región

POLÍTICA - PROVINCIA

Los grupos políticos apuran los encuentros en busca de pactos

El PSOE trivés despeja dudas sobre su alcaldía y el BNG da por hecho que será oposición en A Rúa

El PSOE trivés despeja dudas sobre su alcaldía y el BNG da por hecho que será oposición en A Rúa
El PSOE trivés despeja dudas sobre su alcaldía y el BNG da por hecho que será oposición en A Rúa
Los grupos políticos apuran los encuentros en busca de pactos

Cuando faltan tan solo 48 horas para que las 92 corporaciones locales de la provincia tomen posesión de los asientos que ocuparán durante los próximos cuatro años, aún quedan bastones de mando que desconocen el nombre de la persona que los ostentará durante el mandato que ahora comienza, aunque algunas dudas empiezan a despejarse.

Es el caso de Trives, donde, según fuentes consultadas por este diario, la socialista Patricia Domínguez Barja será la próxima alcaldesa. Estas fuentes señalan que esta formación llegó a un acuerdo con Son de Trives-En Marea, que lidera Jorge Vázquez Rodríguez. Con 4 y 2 concejales, respectivamente, superarían a los 5 del PP que encabeza Domingo Diéguez González, que descartó rotundamente asumir la Alcaldía. "Levarei a dimisión redactada", anunció.

Otra alcaldía que está en el aire es la de Viana do Bolo. Aquí, el partido más votado (4 concejales) fue el PP de Andrés Montesinos Rodríguez, quien cogerá el bastón de mando si las otras dos formaciones, el BNG (4 concejales) de Secundino Fernández Fernández y el PSdeG-PSOE de Pablo Salgado Fernández (3) no alcanzan un acuerdo. Ambas formaciones no volvieron a tener contactos, según aseguró ayer el nacionalista Secundino Fernández Fernández, después de que los nacionalistas rechazasen repartirse la legislatura en dos años de dirección del equipo de gobierno para cada partido.

En A Rúa, las urnas repartieron los concejales de la siguiente manera: PP, 4; BNG, 3; PSOE, 2 y RUA, 2. Ayer, los nacionalistas de María González Albert dieron por rematadas las negociaciones. "Tras varias reunións, o PSOE tense negado a unir os seus dous votos aos do BNG de cara a unha posíbel investidura", afirmaron. Esta formación estima que "existe un acordo previo entre o PP e o cabeza de lista dos independentes" y descarta entrar en un tripartito "cunha forza política que xa traizoou un acordo similar vai 8 anos, precisamente para darlle a alcaldía ao PP". Por todo ello, el BNG anunciósu decisión ejercer "a labor e oposición", a partir del sábado.

También despejadas parecen las cosas en Manzaneda, donde los socialistas de Amable Fernández Basalo (3 concejales) gobernarán en minoría, tras descartar entrar en el equipo de gobierno Son de Manzaneda (2 ediles), que igualó con el PP (2).

En Celanova, todos los indicios apuntan a que la candidatura de Celanova Decide será la encargada de formar grupo de gobierno, si bien todavía no se ha producido confirmación oficial por parte de su candidato, el independiente Antonio Puga. Por ahora, el BNG se ha pronunciado claramente a favor de la investidura de Puga, aunque se mantendrá en la oposición. Por su parte, desde las filas del PSOE han reconocido estar en negociaciones con Celanova Decide aunque no se conocen todavía los términos del acuerdo al que llegarán. También en Verea han tenido que llegar a un pacto entre nacionalistas y socialistas para que el líder de la primera formación, José Antonio Pérez Valado, pueda ser investido alcalde en el pleno del sábado.


Lío con Oviedo


Las negociaciones establecidas entre el PSOE de Xabier Oviedo con los representantes de Ciudadanos, Espazo Común y Compromiso por Galicia en Maceda se han tambaleado estos últimos días tras los reproches de sus antiguos compañeros de formación ante lo que consideran un bloqueo por parte de Oviedo para formar gobierno.

En otro de los puntos candentes del mapa provincial, Ribadavia, mantenían ayer una reunión el PSOE, Ribeiro en Común y BNG. El socialista, Ignacio Gómez, hizo su propuesta para seguir al frente de la alcaldía, otorgando la primera tenencia de alcalde a Brais Fidalgo de Ribeiro en Común y la segunda a Maite Rodríguez del BNG. Además participarían en la junta de gobierno y habría una dedicación exclusiva para Ribeiro en Común y otra para el PSOE. Brais Fidalgo no aceptó la propuesta e insiste en rechazar a Gómez como alcalde y, por ese motivo, está dispuesto a renunciar a ser concejal si también lo hace el regidor en funciones con el fin de alcanzar un acuerdo entre los grupos.

En Castrelo de Miño, las tres formaciones, BNG, PP y PSOE quieren la alcaldía. Empatados a tres concejales están manteniendo reuniones sin que hasta el momento haya acuerdo. "Todos pedimos o mesmo e ninguén cede", apuntaba la socialista Catalina González. De continuar la situación es posible que el gobierno quede en manos del BNG, la lista más votada.

El cabeza de lista de Xuntos por San Amaro, Carlos Paz, que logró dos concejales frente a los 4 del PP, que es la lista más votada, y los tres del PSOE, es el que tiene la llave para la formación de un gobierno de mayoría en San Amaro."A nosa proposición ao PSOE foi a dun goberno conxunto, que dividira o traballo do concello en distintas áreas e asignara a cada grupo as responsabilidades tanto nesas áreas como na alcaldía de xeito proporcional aos resultados electorais", señala Carlos Paz, descartando gobernar con el PP.

En Xinzo de Limia, la socialista Elvira Lama obtendrá este sábado el respaldo de las fuerzas progresistas de cara a un cambio de color en la villa, según avanzaron el pasado lunes los miembros de Alternativa por Xinzo, Xinzo Adiante y Bloque Nacionalista Gallego, tras la reunión mantenida con el PSOE.