Ourense

La Guardia Civil estrecha el cerco en torno a los ladrones de dinero y joyas

Ourense

Investigación

La Guardia Civil estrecha el cerco en torno a los ladrones de dinero y joyas

Integran una banda itinerante a la que los agentes ya tendrían identificada

La Guardia Civil estrechó el cerco en los últimos dos días en torno a los ladrones de dinero y joyas en viviendas y naves industriales de la provincia. Los robos se incrementaron durante el último mes, sobre todo en las comarcas de Carballiño, Allariz y Ourense, y los agentes ya tendrían identificados a los delincuentes para proceder a su detención en los próximos días, según fuentes próximas a la investigación. Los investigadores de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil están llevando a cabo las pesquisas con total mutismo, lo que impidió conocer detalles de su trabajo, que ya comenzó a finales del pasado verano tras ser denunciados los primeros robos en casas de Allariz y San Cibrao.

Los investigadores realizaron una inspección en cada uno de los inmuebles asaltados con el objetivo de encontrar huellas que permitieran identificarlos. También revisaron cámaras de seguridad instaladas en los negocios e incluso en carreteras y espacios públicos.

Banda itinerante

Los delincuentes, según pudo saber este periódico, están integrados en una banda itinerante con base en la provincia de Pontevedra, desde la que se desplazaba para ejecutar los asaltos en la provincia y otros puntos del territorio nacional. Previamente seleccionan los objetivos, mostrando preferencia por aquellas viviendas en las que no hay moradores.

Segunda operación

De llevarse a cabo las detenciones, sería la segunda banda itinerante que desarticula la Guardia Civil de Ourense en el último mes por robos en negocios y viviendas de la provincia en el último año.

La otra operación la llevaron a cabo el pasado día 3 de octubre con la detención de ocho personas en Carballo (A Coruña), a los que atribuye medio centenar de robos en Galicia, Asturias y León, todos ellos perpetrados durante este año. Veinte de los asaltos, según dio a conocer entonces el Instituto Armado, los ejecutaron en negocios de la provincia de Ourense, situados en los municipios de Entrimo, Xinzo, Carballiño, Porqueira, Celanova, Gustei (Coles), Baños de Molgas, Ribadavia, A Valenzá (Barbadás), Arnoia, Trasmiras, A Merca, Allariz, San Cibrao y San Cristovo de Cea. En algunos de los municipios llegaron a robar en más de un establecimiento de ocio.

Las pesquisas que están llevando a cabo los agentes también afectan a otras provincias, en las que los delincuentes que están siguiendo también podría haber perpetrado robos. 


Especialistas con el rostro cubierto y con guantes


La Guardia Civil trabaja con la hipótesis de que los autores de robos de joyas y dinero en viviendas son los mismos que asaltaron a finales del pasado mes de octubre siete empresas en una sola noche en el polígono industrial de Chorente, en el municipio de Allariz. Al parecer, los delincuentes son especialistas en asaltos, que suelen cubrirse primero el rostro con pasamontañas y utilizar guantes para no dejar ningún tipo de huellas. Su especialidad: forzar puertas y ventanas después de inutilizar sistemas de alarma e incluso cortar el alumbrado público. Los agentes no descartan que se hubieran desplazado en varios vehículos  durante los asaltos.