Ourense

Hemeroteca | Una de cada cuatro cajetillas de tabaco es de contrabando

Ourense

HEMEROTECA

Hemeroteca | Una de cada cuatro cajetillas de tabaco es de contrabando

Tabaco de contrabando interceptado por Hacienda.
photo_cameraTabaco de contrabando interceptado por Hacienda.
En España se calcula que más del 9 % de las cajetillas consumidas son ilegales, con un impacto económico cercano a los 800 millones de euros que dejan de llegar a las arcas públicas vía fiscal

(1) Las cajetillas de cigarrillos y los envases de picadura de tabaco para liar incorporan desde mayo de 2019 un código identificador con su "ADN", una novedad que supone un reto tecnológico de envergadura para el sector y que aspira a ser un arma más contra el contrabando. 

En España se calcula que más del 9 % de las cajetillas consumidas son ilegales, con un impacto económico cercano a los 800 millones de euros que dejan de llegar a las arcas públicas vía fiscal -el 78%del precio de cada una se dirige a impuestos-. El grueso del problema no son tanto los productos falsificados como la venta de cajetillas que entran en el país y no lo hacen por el circuito legal.

Hace 25 años, el problema era bastante mayor, pues el contrabando movía una de cada cuatro cajetillas de tabaco vendidas en España, tal y como informaba la crónica publicada por La Región:

"Una de cada cuatro cajetillas de cigarrillos de tabaco rubio que se venden en España es de contrabando, según un informe sobre el contrabando de tabaco en los países comunitarios del sur de Europa elaborado por Tabacalera España, que indica que está práctica ilícita movió en el país una cifra de negocio cercana a los 159.000 millones de pesetas durante el año 1993.

El estudio analiza la situación del contrabando en España, Francia, Italia, Portugal y Grecia, que mantienen grandes afinidades en lo que se refiere al sector tabaquero, ya que en cuatro de ellos este sector se encuentra bajo régimen de monopolio, ya sea de hecho (Portugal) o de derecho (Francia, Italia y España). Esta actividad ilegal, según el informe, es un problema arraigado y a resolver con urgencia en Italia y España, mientras en Francia y Grecia, aunque casi ha aparecido a partir de 1992, su creciente evolución exige adoptar medidas para combatirlo. En Portugal su presencia es aún insignificante, ya que la única empresa fabricante de tabaco existente domina el 95 por ciento del mercado y resulta muy difícil la venta de marcas de contrabando.

De su evolución en los últimos años se deduce que en Italia este fenómeno siempre tuvo mayor envergadura que en España, pero a partir de 1992 el contrabando de cigarrillos se duplica en España, llegando en 1993 a situarse en 650 millones de cajetillas, 50 millones más que en Italia". 

(1995)