Ourense

El hijo de la costurera de Benposta

Ourense

REPORTAJE

El hijo de la costurera de Benposta

Bartolomé Pidal sostiene uno de los trajes confeccionados por su madre, Amelia, para el Circo de los Muchachos. (JOSÉ PAZ)
photo_cameraBartolomé Pidal sostiene uno de los trajes confeccionados por su madre, Amelia, para el Circo de los Muchachos. (JOSÉ PAZ)

Bartolomé Pidal llegó de rebote al proyecto del Padre Silva. "Era un niño rebelde". Se integró, acabó de alcalde y se fue una década más tarde. Ahora preside Nortempo, que factura 170 millones al año

Siempre le decía al Padre Silva que a mí me había seleccionado por mi madre. Ella era modista y él necesitaba una para coser. Le soltaba: '¡Tú no me cogiste a mí, cogiste a mi madre! ". Bartolomé Pidal (Vilavella, A Mezquita, 1959), llegó a Benposta en el 70: "Estaba estudiando en un colegio privado de Ponferrada pero no me adaptaba. A mi madre le hablaron de este proyecto y aterrizamos aquí. Ella se puso a trabajar. A mí al principio me costó, pero luego me integré en el sistema. Pronto sobresalí". 

Pidal, presidente de Nortempo –con 300 empleados y facturación anual de 170 millones–, pasó una década en Benposta. "Los mejores años del proyecto, luego empezó la decadencia –explica–. Aprendí muchísimo. ¡Fui alcalde! Tres años, luego planté. Votaban 300 personas... hasta hacíamos campaña. A mí me criticaban porque lo hacía muy a lo americano... mi jefe de campaña iba a las monjas a pedir dinero para carteles, les decía que yo era el democristiano y mi rival el comunista". 

Mientras habla, Pidal observa con cariño algunos de los trajes que confeccionó su madre, Amelia, para el Circo. "Hacía de todo, también remendaba pantalones o lo que hiciese falta, era muy querida". Como homenaje a Amelia, fallecida el año pasado, instaló hace una década un hotel en su Vilavella natal –"un ejemplo de que cómo se pueden hacer cosas que funcionen en el rural". 

El empresario se fue de Benposta en el 79, disconforme con cómo se estaba gestionando el proyecto.  Estudió Psicología, fue por un tiempo gerente de la discoteca  Bolboreta, en A Merca, y fue orientando su carrera desde la formación a los Recursos Humanos. Y en 1991 empezó Nortempo. 

"Por fin en Galicia apostamos por lo nuestro, es vital"

Pasito a pasito, Nortempo se ha consolidado como la empresa de RRHH líder en Galicia. "Gracias a que los gallegos apostamos por los gallegos. Un cambio importantísimo respecto a lo que pasaba antes", señala Pidal, presidente de una empresa que, instalada ya en España, Portugal y Colombia, buscará a medio plazo el mercado de Marruecos. Con 300 trabajadores en la Península Ibérica y una media mensual de contrataciones de 18.000, el empresario ourensano –"conservador  en los negocios a pesar de mi ideología– ve "momentos de incertidumbre" y confiesa que no tiene ambición de correr, "me interesa más la solidez". 


“A Ourense hay que despertarlo"


Bartolomé Pidal es diáfano a la hora de hacer su diagnóstico de Ourense: "Hay que despertarlo. Paseas por la calle y lo notas. Nos estamos quedando hasta sin tiendas...". Observa clave la llegada de inversiones pero, como empresario, aplica la lógica: "El hotel termal, por ejemplo, es vital. Pero nadie va a arriesgar su dinero sin saber cuáles son las reglas del juego. Con este urbanismo es imposible". 

 Pidal se muestra esperanzado con las posibilidades del futuro centro de FP –"si se hace bien, si conecta a las empresas con la formación"–  y demanda a las administraciones "políticas coordinadas" que sirvan para "impulsar" la provincia.

 "Ourense tiene una riqueza tremenda en patrimonio, gastronomía, termalismo... pero pasan los años y sigue siendo una gran desconocida". ¿La Alta Velocidad? "Llegará y seguiremos sin un plan estratégico para aprovecharla".
 

Más en Ourense