Ourense

Historia de una auditoría luminosa del firmamento

Ourense

Historia de una auditoría luminosa del firmamento

Cielos despejados y la menor cantidad de luz posible, claves para disfrutar del cielo nocturno.
photo_camera Cielos despejados y la menor cantidad de luz posible, claves para disfrutar del cielo nocturno.

La certificación Starlight caduca cada cuatro años: en Ourense ya están auditando su renovación

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) lideró en 2007 la convocatoria de la I Conferencia Internacional Starlight para debatir sobre la oportunidad de “proteger el cielo nocturno de nuestro planeta y de encontrar caminos para su disfrute por la sociedad”, explican desde la Fundación Starlight. 

El gran salto que supuso este encuentro fue pasar de considerar el cuidado del cielo nocturno como algo de interés para la comunidad científica a preservarlo como un “bien cultural de un gran valor universal” y “un recurso para promover y desarrollar” el llamado “turismo astronómico”. 

En el contexto de esta conferencia surgió la Declaración sobre la Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas, en la que participarón el IAC, y representantes de la Unesco y media docena de organizaciones internacionales. 

Como consecuencia de esta declaración, sus impulsores decidieron dar cobertura jurídica a estas iniciativas creando en 2009 la Fundación Starlight, sin ánimo de lucro, con el objetivo de difundir la astronomía y coordinar e impulsar los “principios y filosofía del movimiento Starlight, desarrollando en la práctica todas sus posibles dimensiones para extenderlas por todo el mundo mediante actividades, productos y servicios en estas materias”. 

En el caso de Ourense, se están realizando nuevas auditorías para renovar este reconocimiento. "A certificación ten unha caducidade de 4 anos", explican desde Calidade do Ceo Nocturno, "é a día de hoxe que se están a levar a cabo as primeiras auditorías de seguimento, e segundo parece, vanse a renovar todas as certificacións dos destinos que aplican, polo que se supón que a certificación como mínimo serviu para conter ou mesmo reducir a contaminación luminosa baixo os criterios de Starlight". 

Sin embargo desde la iniciativa que busca cielos más limpios aclaran que no todo pueden quedarse en el papel de la certificación que otorga Starlight: "Para protexer e conservar os ceos dos territorios é necesario que as persoas que o habitan sexan conscientes da problemática, como lles afecta e estar comprometidos coa causa".