Ourense

Homenaje a Abel Caballero en un balcón de Ourense

Ourense

NAVIDAD

Homenaje a Abel Caballero en un balcón de Ourense

A Manu Martínez, de 10 años, le encanta la Navidad. Este año casi se queda sin ver la iluminación de Vigo, así que decidió rendirle homenaje en casa . "Me encantaría conocer a Abel Caballero", asegura el pequeño. 

Desde muy pequeño, a Manu Martínez, de 10 años, le encanta la Navidad. Cada diciembre decora con ahínco el balcón de su casa en O 21, junto con su padre, Luis Martínez. 

Este año, Vigo es el motivo principal de la iluminación. "Feliz Navidad Vigo", reza un cartel en la puerta de entrada del piso. "No sabía si iba a poder ir a ver las luces, así que decidimos hacer un pequeño Vigo en casa", cuenta. Casi 100 metros de cableado –entre las luces del balcón y el árbol navideño– y mucha imaginación convierten estos días su casa en el mejor ejemplo del espíritu navideño. "Él con un folio y unos colores ya hace cualquier cosa y lo cuelga en la pared, si por él fuese tendríamos la casa llenita...", bromea su abuela, Manolita Rodríguez. 

lucess_resultado

No es de extrañar que uno de sus sueños sea conocer al alcalde olívico, Abel Caballero, uno de sus referentes: "Me encantaría conocerlo". Por el momento, Martínez ya pudo viajar a Vigo para ver las luces de este año. "No sabía si podría llevarlo, pero fuimos este domingo con unos amigos y le encantó. Le queda la foto con Caballero...", cuenta su padre. "Ahora ya toca pensar en las luces del año que viene para casa", apunta su hijo.


Sorpresas vecinales


Además de la iluminación de los Martínez, adornos en el portal y en el ascensor incluídos, el edificio también cuenta con luces de otro vecino. "Estaría bien que los demás se animasen, el de al lado sí lo hace, aunque no se ve tanto como podría", puntualiza el pequeño. "Las luces dan alegría, y oye, ya que aquí nunca tenemos muchas...", dice su abuela. 

El espíritu navideño de Martínez lo llevó a hacerle regalos a varios comerciantes del barrio. "Hace dos años me dijo: 'Abuela, les voy a hacer un regalo, son muy buenos con nosotros', le salió a él, es así. Y más de uno se emocionó cuando les llevó las cajitas envueltas", comenta Rodríguez.