Ourense

La hostelería de Ourense clama al unísono: "Nos están obligando a bajar la persiana"

Ourense

En Ourense

La hostelería de Ourense clama al unísono: "Nos están obligando a bajar la persiana"

Las consecuencias de las restricciones se notan también en sectores como el hotelero, con cancelaciones masivas 

La hostelería de la ciudad levantó ayer la voz al unísono en la Praza Maior para reclamar ayuda ante las sucesivas restricciones que han afrontado durante las últimas semanas. "Pedimos lógica, empatía y respeto por parte de la Xunta a la hora de aplicar normas que nos llevan a la ruina", asegura Enrique Fidalgo, portavoz de Véxote nos Viños. Alrededor de 200 hosteleros se concentraron para dejar claro que, si la situación no cambia, se perderán negocios y puestos de trabajo. El lema: "Se vende. Razón: Xunta de Galicia".

"Nos están obligando a bajar la persiana, hay compañeros que ya llevan cerrados dos semanas, sobre todo en O Couto, y no tenemos ningún tipo de ayuda", apunta Álex Castro, portavoz de Asociación de Hostalaría e Restauración Ourensá (Ahrou). El sector ve las últimas restricciones -reuniones de no convivientes y atender en el interior– como la "estocada final", tras duras semanas."Nos ha tocado justo cuando empezábamos a reflotar, trabajando miles de horas, sin vacaciones, con la presión mental añadida de limpiar y desinfectar todo... Estamos muy tocados y todavía quedan los meses en los que la enfermedad puede ser más dura", apunta Roberto González, hostelero participante en la concentración. El colectivo avanza nuevas movilizaciones en la ciudad, "mientras podamos hacerlo". 

Tasas de terrazas

Los portavoces de ambas asociaciones se reunieron con el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, después de la concentración, para trasladarle sus principales demandas también al gobierno local, tales como la supresión del impuesto de veladores. En la ciudad, según fuentes municipales, 342 locales pagan esta tasa, que supone un montante de 113.900 euros para las arcas municipales. 

Jácome prometió a los hosteleros la valoración de la supresión de la tasa de este 2020 (ya abonada) y avanzó la petición al pleno de la eliminación de las de 2021 y 2022. El colectivo también plantea la posibilidad de suprimir el resto de tasas municipales, tales como la basura o el IBI. Desde la oposición, PSOE, BNG y Ciudadanos han manifestado su apoyo al sector tras las últimas medidas implementadas por la Xunta. 

El Colexio de Economistas, por su parte, recuerda su servicio de asesoramiento gratuito a vecinos afectados por las restricciones del covid en los diversos sectores, en el marco del convenio firmado con la Diputación de Ourense en el mes de abril.

Cancelaciones

Las últimas restricciones ya se dejan ver también en sectores como el hotelero, que suma cancelaciones para los próximos días y semanas. "La prohibición de reuniones de no convivientes no nos afectó, pero sí la de la movilidad, claro. No puede entrar nadie de fuera ahora mismo en la ciudad", señalan desde el NH. 

Por ahora, la afectación no alcanza a las reservas para los próximos meses, aunque ya se han dado de baja personas que llegarían en el mes de noviembre. "Esperemos que esta limitación pase cuanto antes", apuntan desde el hotel.

 Fuera del municipio ourensano, la situación epidemiológica también afecta al sector. "Esta semana chamaron para reservar catro habitacións, pero despois de ver como estaba o tema covid pola televisión preferiron esperar un pouco para ver a evolución da enfermidade", explican en el hotel Xinzo, donde la demanda de trabajadores se mantiene. "O martes tiven o hotel case cheo, pero é certo que falta a xente de vacacións, no verán apenas atendimos a clientes dese tipo", señala.