Ourense

Huelga médica: "Necesitamos más tiempo para el paciente"

Ourense

SANIDAD - OURENSE

Huelga médica: "Necesitamos más tiempo para el paciente"

Pasillos vacíos en el centro de salud Nóvoa Santos, este miércoles por la mañana (MIGUEL ÁNGEL).
photo_cameraPasillos vacíos en el centro de salud Nóvoa Santos, este miércoles por la mañana (MIGUEL ÁNGEL).

Facultativos de Familia reclaman atención digna con un paro que el Sergas cifró en un 15,4% 

Medio millar de médicos gallegos de Atención Primaria paró este miércoles para exigir un tiempo mínimo de dedicación a sus pacientes y denunciar la sobrecarga en las consultas. La estampa durante toda la jornada en centros de salud céntricos como el de Valle Inclán o el de Nóvoa Santos fue de pasillos vacíos, servicios mínimos y apenas dos o tres pacientes en las salas de espera en las que colgaban los carteles de "Estoy en huelga. Por una Primaria Digna". El Sergas cifra en un 21% el personal que secundó la protesta en Galicia, siendo Ourense la provincia con menor seguimiento, un 15,4% de media, 11,4% durante la mañana y 19,4% durante la tarde. Los convocantes no coinciden y consideran el paro un "éxito masivo", con apoyos del 90% en áreas como Vigo y un 50% en zonas de Lugo y Ourense.


La Xunta, abierta al diálogo


La consellería de Sanidade se ha mostrado "aberta ao diálogo  e á colaboración para seguir mellorando a Atención Primaria". Consideran que Galicia "é a única autonomía que realmente está facendo un traballo profundo no ámbito da atención primaria, cun plan aprobado o pasado 16 de maio e dotado de orzamento de máis de 102 millóns de euros". Desde la Xunta apuntan a que cerca del 70% de medidas a corto plazo contempladas en el nuevo Plan Galego de Atención Primaria ya funcionan.


Desde los centros de salud


María José Fernández es médico de familia en el centro de salud de Leiro y preside la Asamblea de Áreas Sanitarias de Galicia. Es miembro del comité de la huelga.  "Ha sido un éxito. Los centros de salud vacíos echan por tierra los datos del Sergas. En Ourense el seguimiento ha sido de un 70% en el rural, con zonas como Xinzo y Carballiño que llegaron casi al 100% de respaldo. A nivel general, un 60% de seguimiento", calcula. 

En el centro de salud Nóvoa Santos, solo una madre con su niña entra a la consulta pediátrica situada en la planta baja a media mañana. La doctora no hace huelga. El resto de la planta, excepto los mostradores para pedir cita, vacía. Uno de los médicos que cubre servicios mínimos explica que en el turno de mañana, con nueve facultativos, hay cuatro en huelga, dos cubriendo servicios mínimos. Han tenido siete urgencias. Este médico ha mandado para casa a una treintena de pacientes. "Lo entienden, defendemos contratos más estables para la gente de Primaria y otro tipo de asistencia al paciente", explica.

En el centro de salud de Valle Inclán, el mismo panorama de pasillos vacíos. El médico de familia Jesús Valverde está en huelga. Enseña un planillo bajo el ordenador en el que le han colocado los números de teléfono de consultas inmediatas. "Llamas y no funcionan o están saturados", explica. Los médicos de Atención Primaria denuncian las funciones que se le han añadido a su trabajo y que consideran que no deberían ser competencia suya. Informar sobre pruebas como mamografías o cribado del cáncer de colón, por ejemplo. 

"A partir de la historia informática todo se ha complicado", explica Valverde. Dura más el registro de la consulta en el ordenador que la atención al paciente. "Yo me quiero parar lo que necesite el paciente. Suelo llevar retraso en la consulta y ellos lo saben. No se pueden gestionar visitas de cinco minutos. Reivindicamos más tiempo. Es un riesgo atenderles en tan poco tiempo. Se nos va de las manos la actividad del día a día", explica el facultativo. "A veces también hay que sacar el pañuelo y darle tiempo al paciente a que exprese sus sentimientos cuando las cosas van mal. ¿En cinco minutos?", se pregunta.


"Nos duele el paciente"


"Hay que recuperar esa Atención Primaria de la que nos sentimos muy orgullosos", dice la presidenta de la Asamblea de Áreas Sanitarias de Galicia, María José Fernández. Listas de espera cada vez más largas, burocracia y falta de tiempo. "Ahora todo gira en torno al hospital y eso no es así. La puerta de entrada a la Sanidad debe de ser la Atención Primaria y no la estamos potenciando", señala. El 50% de sus pacientes es mayor de 65 años, el perfil de una provincia envejecida y el día a día en consultas que nunca son una sola. "A veces me retraso más de una hora. No puedo decirle al paciente: 'Hoy solo le voy a tratar de la hipertensión", explica la médico. Considera que la principal urgencia es la dotación de recursos humanos. "Necesitamos a 200 médicos cada año en toda Galicia por culpa de las jubilaciones. Seguiremos luchando. El médico de familia es humanista, concienciado y nos duele el paciente". 


Un 13,3% menos de consultas desde 2008


Sanidade apunta como medidas en marcha de las 200 que contempla el Plan Galego de Atención Primaria la convocatoria de la OPE 2019, con 528 plazas en las categorías específicas de Atención Primaria y 1.492 en el total de categorías y el incremento de la dotación de 331 nuevas prazas en distintas categorías de atención primaria. Señalan la aprobación del nombramiento estatutario eventual de continuidad, la aprobación de un plan de equipamiento por 80 millones de euros y la constitución de un Consello Técnico de Atención Primaria. De esta entidad forman parte los colegios profesionales, sociedades científicas y sindicatos. "O número de consultas médicas en atención primaria diminuíu nun 13,3%dende 2008 ", subrayan.