Ourense

Un acusado de violación en Ourense queda en libertad tras la vista oral

Ourense

TRIBUNALES

Un acusado de violación en Ourense queda en libertad tras la vista oral

Las defensas creen que hay un trasfondo de drogas en la denuncia y que no hubo agresión ni robo

A la cuarta fue la vencida y pudo celebrarse la vista oral para ventilar la acusación contra el marroquí Abderraman N. y Ion A.B., oriundo de Rumanía, por un robo con violencia y agresión sexual (violación). La vista sirvió para zanjar un juicio que sufrió varios aplazamientos, debido a la incomparecencia de la víctima pero también porque uno de los dos acusados estaba ilocalizado, el mismo que este jueves, al quedar el asunto visto para sentencia, recuperó su libertad. La sala optó por excarcelar a Abderraman en tanto que el juicio ya se había celebrado. Llevaba en prisión desde el 26 de febrero.

Este primer señalamiento penal en el actual estado de alarma en la Audiencia provincial fue peculiar por más cosas. Empezó más de una hora tarde porque la prisión de Pereiro no bajó al inculpado a tiempo; todos los presentes en el plenario usaron mascarilla -el fiscal al estar solo en el estrado habló sin ella-; las abogadas no llevaron toga; el público, en un aforo limitado, tuvo que respetar los dos metros de seguridad y tanto acusados como testigos hicieron uso de una bolsa de plástico individual para proteger el micrófono en sus respectivas intervenciones.

OURENSE (AUDIENCIA PROVINCIAL). 21/05/2020. OURENSE. Fotos dos acusados por agresión sexual, abogados sen togas, maxistrados con mascarillas, sala delimitada e varios detalles da seguridade levada a cabo na Audiencia Provincial para previr o contaxio do COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

“Me metió el dedo por atrás"

Los inculpados rehusaron declarar por lo que prácticamente el plenario se centró en el testimonio del denunciante. Reconoció a  Ion como una de las tres personas con las que había quedado, con la excusa de venderle un teléfono móvil, en la noche del 25 de enero de 2017 pero posteriormente lo intimidaron, según esa versión, para que subiera a un coche e ir hasta Oira en donde los dos acusados -a los que incriminó ante la Policía Nacional y en la instrucción del caso- le robaron 96 euros, dos tarjetas bancarias, que días después le devolvieron, lo intimidaron con un  cuchillo en la barriga, le pegaron bofetadas y lo obligaron a hacerle una felación a Abderraman. Este último, según las primeras declaraciones del supuesto perjudicado, le introdujo un dedo en el ano. Este jueves concretó el hecho pero no la autoría, solo aludió a la nacionalidad: "Me hicieron desnudar y el marroquí me metió el dedo por atrás".

El denunciante este jueves mantuvo esas misma versión pero no identificó a su compatriota como la persona que lo había agredido sexualmente. "Ahora tiene barba (...);  no me acuerdo de la cara muy bien", aseguró.

El fiscal mantuvo la acusación, reclamando once años de cárcel para cada uno de ellos, aunque deslizó, tanto en el interrogatorio como en su exposición final, sus dudas sobre que la cita entre acusados y denunciante fuera por la pretendida venta de un móvil. Los investigados, en la instrucción, atribuyeron la denuncia a una venganza porque no le pagaron la droga que les entregó esa noche.

La acusación pública sustenta su petición en que reconoció a los inculpados en ruedas de reconocimiento y la versión de los policías que esa noche estaban en la oficina de denuncias y ante los que el perjudicado relató los hechos. "Estaba muy afectado y compungido", valoró este jueves uno de los agentes.

OURENSE (AUDIENCIA PROVINCIAL). 21/05/2020. OURENSE. Fotos dos acusados por agresión sexual, abogados sen togas, maxistrados con mascarillas, sala delimitada e varios detalles da seguridade levada a cabo na Audiencia Provincial para previr o contaxio do COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

DETALLE DA ENTRADA NA SALA DA AUDIENCIA.

 Esa noche quiso aportar las fotos de sus agresores que aparecían en las redes sociales pero su móvil se quedó sin batería. Se comprometió a ir a casa y regresar a la sede policial, pero tardó cinco días.

Las abogadas del ambos procesados pusieron de manifiesto las contradicciones del denunciante a lo largo del proceso así como "la falta de coherencia" en su exposición. "Asegura que, tras los hechos, lo llamaron para amenazarlo y que no fuera a la Policía Nacional pero ofrece hasta tres versiones: antes de llegar a la comisaría, al salir y ya cuando estaba en casa", aseguró la letrada que representa a Ion. Más aún, cree que las tarjetas del banco se le quedaron olvidadas al probar la droga porque "nunca las llegó a anular mientras no las recuperó".