Ourense

Una pareja plantó fuego a la casa bajo el Puente Novísimo

Ourense

INVESTIGACIÓN

Una pareja plantó fuego a la casa bajo el Puente Novísimo

Policías junto la vivienda a la que se prendió fuego.
photo_cameraPolicías junto la vivienda a la que se prendió fuego.
La Policía detuvo a un varón y busca a su compañera: incendiaron la vivienda tras robar dentro

José Luis L.M., de 42 años, un conocido delincuente de la ciudad que estaba siendo buscado por un juzgado ourensano para que ingresara en prisión, fue detenido  por la Policía Nacional como presunto autor del incendio que calcinó la chabola del vecino que vivía bajo uno de los arcos del Puente Novísimo. Los agentes buscaban este viernes a su compañera –se marchó de la provincia tras el fuego– para proceder también a su detención. Ambos , según fuentes de la investigación, plantaron fuego a la construcción después de robar las pertenencias y dinero del vecino, José, de 74 años, que en ese momento no se encontraba en el interior.

El incendio se declaró a las 19,50 horas y los bomberos lo dieron por controlado una hora más tarde, después de afectar también a la pasarela del camino sobre la orilla del río Miño.

Agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana acordonaron la zona, mientras la Policía Científica inspeccionaba todo el recinto, concluyendo que el fuego había sido provocado. La chabola está cercada por una verja de hierro, cuya puerta había sido forzada.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) abrieron una investigación durante la que tomaron declaración a varios testigos que vieron al detenido y a su pareja en  el lugar. Los agentes continuaron con las pesquisas siguiendo los movimiento de José Luis L.M. y su pareja, comprobando que había accedido a la chabola para robar. Después, le plantaron fuego para eliminar huellas. 


El incendio no permite cuantificar el valor del botín


El dueño de la casa ardida, que está jubilado, había dejado dinero en el interior. La Policía Nacional trata de esclarecer si lo sustrajo la pareja o ardió, dado que de la construcción solamente quedaron las paredes de bloques de hormigón y las chapas metálicas.

Los agentes no encontraron dinero a José Luis L.M. en el momento de su detención. Tampoco le hallaron pertenencias del dueño de la vivienda. Así, los investigadores continúan con las pesquisas con el objetivo de conocer si el detenido y su compañera hicieron algún tipo de compra para que acrediten la procedencia del dinero.

José, el dueño de la chabola, en la que reside desde hace casi una década, no tiene previsto abandonar el lugar. En la actualidad está realojado con un conocido, pero asegura que la va a limpiar todo el escombro a y adecentarla de nuevo antes de que empiece el invierno. El afectado acude cada día a regar su huerto.