Ourense

Impulso para la detección de tumores colorrectales

Ourense

SANIDAD

Impulso para la detección de tumores colorrectales

La investigación del CHUO recibe una beca del Instituto de Salud Carlos III 

Un proyecto de investigación liderado por médicos del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) sobre el diagnóstico precoz del cáncer colorrectal recibió esta semana la beca del Fondo de Investigación en Salud (FIS), un importante aval para su implantación en Atención Primaria en pacientes con síntomas.

El proyecto que acaba de recibir la beca del Instituto de Salud Carlos II, "O diagnóstico do cancro colorrectal en pacientes sintomáticos na era postcribado", se desarrolla en Ourense desde hace varios años y está liderado por el investigador principal, Joaquín Cubiella, especialista en gastroenterología del Servicio de Digestivo del CHUO, en colaboración con otros médicos del hospital y de Atención Primaria y Análisis Clínicos.

Cubiella considera un "impulso muy importante" la dotación económica, de 141.570 euros, divididos en tres anualidades, para continuar un proyecto que, asegura, ha resultado "efectivo" en sus primeras fases de implantación.

El servicio de Digestivo del CHUO ya detectó en estado precoz 80 casos de cáncer en los primeros 20 meses de proyecto, además de extraer pólipos a 540 personas, que evitaron un posible desarrollo del cáncer. "Lo más importante, es que la mayoría de los casos se detectaron en fase inicial, por lo que aumenta en un 90% las posibilidades de supervivencia", dice Cubiella.

El grupo de investigación tiene por objetivo ahora validar los modelos predictivos que ha desarrollado para la detección de cáncer colorrectal en pacientes con síntomas ya en la Atención Primaria, para conseguir evitar molestias innecesarias a los pacientes, agilizar las pruebas diagnósticas en la sanidad pública y dotar de herramientas más efectivas a los médicos de cabecera.

"Actualmente, el 70 u 80% de los pacientes que acuden al médico de cabecera con algún programa digestivo es derivado a hacer una colonoscopia, pero con los modelos que hemos diseñado, se demuestra que el 40% de ellos ya no debería haberla realizado, porque arrojan probabilidades nulas de padecer cáncer", señala Cubiella.

El modelo diseñado por el grupo se basa en variables "fáciles de apreciar", según Cubiella. Entre ellas, un test de sangre oculta en heces, datos como sexo y edad, antecedentes de haberse realizado alguna colonoscopia, hallazgos de tracto real, síntomas, o antecedentes de medicación previa habitual con aspirina.

El objetivo es doble. Por un lado, pretende reducir la incidencia y mortalidad de este tipo de tumores, uno de los más frecuentes; aumentar la supervivencia y curación, y prevenirlo detectando la existencia de pólipos colorrectales; y, por otro, confirmar la hipótesis de que la instauración de un programa de cribado de cáncer colorrectal aumenta la sensibiización de la población y de los propios médicos de atención primaria, reduciendo así los tiempos de espera para pruebas diagnósticas y ayudando a una mejora de la sanidad pública.

87.000 personas

El "cribado" está dirigido a personas con riesgo medio de padecer cáncer colorrectal, hombres y mujeres entre 50 y 69 años, y en el caso de Ourense se invitará a participar en el proyecto a más de 87.000 personas.