Ourense

Profanadas siete sepulturas en el cementerio de A Valenzá

Ourense

Profanadas siete sepulturas en el cementerio de A Valenzá

Dos actos vandálicos en días consecutivos han causado preocupación y estupor entre los vecinos y feligreses de la parroquia de San Bernabé

n n n Los vecinos de A Valenzá todavía no se explican por qué los vándalos decidieron destrozar parte del cementerio de la parroquia de San Bernabé, situada en el casco viejo de la localidad. Los culpables profanaron siete sepulturas del camposanto entre la noche del pasado jueves y del viernes: tiraron los testeros, rompieron cruces, placas de mármol y la valla del propio recinto, que aterrizó en el camino colindante.Los daños materiales ascienden a miles de euros –la reparación completa de una testera puede ascender a los 900 o 1.000 euros–. 

"É unha auténtica vergoña o que fixeron, non ten explicación", asegura Antonio Rodríguez, vecino de la zona. Los afectados, que estos días se acercan al cementerio para valorar los daños en sus panteones familiares, todavía están en shock: "No se entiende por qué alguien decide hacer esto, no lo haces de borrachera, porque no tienes fuerza para tirar estas piedras, no lo haces por simple vandalismo". Los vecinos sospechan de un grupo de jóvenes de la zona, al que han visto destrozando mobiliario urbano de distinto tipo. "Da impotencia y mucha rabia", apunta una afectada. Por el momento, Policía Local investiga lo sucedido, así como la Guardia Civil, para descubrir a los culpables de los destrozos.


“Escoitamos os ruidos"


Alberto Trinidad, uno de los párrocos de A Valenzá, se encontraba en la parroquia el viernes, cuando los vándalos entraron por segunda vez en el camposanto. "Eran como as oito e cuarto da noite, estabamos no despacho e escoitamos os ruidos, pero ao salir xa non había ninguén. Aínda que o recinto esté pechado, é moi sinxelo acceder dende o camiño de atrás", apunta. Los culpables pudieron salir con rapidez por la pista que rodea la parte trasera del cementerio, una zona poco iluminada y sin viviendas habitadas cerca. Trinidad tampoco se explica lo sucedido, y asegura que esta es la primera vez que se enfrentan a algo semejante: "Nunca se profanara ningunha tumba. A verdade é que estamos dolidos e desconcertados, coma os veciños. E ademais sentes moita impotencia porque non sabes que facer". 

Los párrocos rechazan la idea de un ataque contra símbolos religiosos, y creen que se trata de un acto vandálico juvenil. "Non fixeron pintadas nin abriron as tumbas, polo que supoñemos que sería o grupo de xente nova da zona. Non é posible mover solo estas pedras, teñen demasiado peso", asegura Alberto Trinidad. 

Los vecinos reclaman más vigilancia policial en la zona, y aseguran que los alrededores del cementerio cuentan con poca presencia de los agentes. "Aquí a Policía Local non vén nunca, non se lles ve o pelo", apunta Rodríguez. 


"Chamamos aos veciños a colaborar para identificar aos culpables"


Ante los destrozos en el cementerio de San Bernabé, el alcalde de Barbadás, Xosé Carlos Valcárcel, pide colaboración de los vecinos: "Pedimos axuda a xente que vive arredor do cemiterio para para identificar aos culpables, que estén atentos aos vehículos ou persoas que pasen pola zona e non coñezan". El regidor municipal defiende que los culpables no viven en A Valenzá: "Non tería sentido ningún entrar a facer dano se coñeces aos familiares dos que están enterrados, na miña opinión persoal, son de fóra". 
Respecto a los actos vandálicos en la localidad, Valcárcel asegura que son "casos puntuais": "Non hai incidentes previos que se poidan comparar con este. Amosa unha falta tremenda de ética e de civismo". De igual forma que los párrocos, el regidor tampoco cree que se trate de un ataque por cuestiones ideológicas. "A Policía Local e a Guardia Civil están traballando con todos os seus esforzos para atopar aos culpables, esperemos que sexa canto antes e que os veciños alerten se ven algo raro na zona", explica el alcalde, que muestra su solidaridad con las familias afectadas.


Los vecinos: “hai moito vándalo"


Los vecinos aseguran que un grupo de jóvenes de la zona son los culpables de los destrozos: "Hai moito vándalo, e xa os temos visto tirando pedras ás casas desta zona, empuxando as portas das casas vellas, fastidiando a pedra da fonte...". Según los lugareños, el vandalismo arrancó hace varios años, y se reproduce entre ciertos chicos. En algunos casos, los lugareños se han visto obligados a intervenir: "Dalles igual o que lles digas, contéstanche mal e sin vergonza ningunha". Reclaman que también se han producido destrozos en los parques municipales de A Valenzá, e incluso en vehículos privados: "Hace pocos días, un chaval tiró una piedra a un coche que pasaba por la calle al lado del parque de Os Patos y le rompió la ventanilla". Los vecinos esperan que los agentes puedan identificar a los culpables cuanto antes. 

Más en Ourense