Ourense

El Inorde consigue elevar los censos de las razas autóctonas en peligro de extinción

Ourense

Los animales excedentes son vendidos a los ganaderos para su multiplicación con garantía sanitaria

El Inorde consigue elevar los censos de las razas autóctonas en peligro de extinción

El Inorde, organismo dependiente de la Diputación, está desarrollando con éxito un programa de conservación de las razas autóctonas en peligro de extinción. Así, desde 1999 ha conseguido crear censos de reses de ‘porco celta’, bovino de raza cachena, ‘ovella galega’ y gallina de Mos, alcanzando los 600, 25, 174 y 45 animales en producción, respectivamente. Además, con el fin de preservar los últimos ejemplares y conseguir su multiplicación con garantía sanitaria, distribuye las cabezas excedentes entre los ganaderos.
El programa de conservación y mantenimiento de razas autóctonas en peligro de extinción puesto en marcha en 1999 por el Inorde ha conseguido recuperar unos 600 ejemplares de ‘porco celta’, que está criando en la finca de la Diputación en Armariz (Nogueira de Ramuín). Con el objetivo de multiplicar los censos, el Inorde también cede y vende animales a los ganaderos. Así, en 2007 entregó 43 cerdas preñadas y 17 verrones.

Además, tiene un convenio de colaboración con la Universidad de Vigo para comprobar la productividad de esta raza, con el fin de establecer el efecto de la edad del sacrificio y la utilización de la castaña como dieta de finalización sobre la calidad de la canal y de la carne. Con este fin, estudiarán 41 lechones, en los que ensayarán dos edades de sacrificio y dos dietas de finalización, en los tres últimos meses de ceba con pienso y castañas.

Otra raza que el Inorde está recuperando es la vaca cachena y lo está haciendo en la finca que la Diputación tiene en Vilamarín. Inició el programa con un censo de cuatro vacas y un toro y desde hace tres años mantiene un rebaño de 25 vacas y un toro. Asimismo, los excedentes son seleccionados y preparados en lotes de cinco hembras para la venta a ganaderos.

Paralelamente, trabaja con la ‘ovella galega’, también en la finca de Armariz. Actualmente, el censo de animales asciende a 174 (150 ovejas y 24 machos reproductores). El Inorde vende lotes de corderas a los ganaderos de la provincia y machos a ganaderos de toda Galicia para evitar problemas de consanguinidad. Y participa, con Asovega, (la asociación de criadores de esta raza), en un estudio sobre la calidad de las canales.

Finalmente, posee un censo de 45 gallinas de Mos en producción. En 2007 entregó 120 docenas de pollos y este año ya ha entregado 80 docenas.

El ejemplo de Beariz

La sociedad agraria de transformación (SAT) ‘Oural’ de Beariz es una iniciativa de ocho criadores de ‘porco celta’ que se han unido para abrir mercado, con el fin de que este producto sea rentable y, así, asegurar su permanencia. Para ello invirtieron 75.000 euros en la construcción de un cebadero al aire libre de forma extensiva, la primera experiencia en Galicia de este tipo.

El Inorde dotó a los socios con nodrizas de calidad de su programa de recuperación. Ahora, sus perspectivas de futuro pasan por el aumento de la producción actual hasta llegar a la comercialización de unas 400 cabezas anuales que se transformarán en las industrias cárnicas y se comercializarán en las tiendas que tengan convenio con Asporcel (la asociación de criadores de esta raza). A medio plazo, la SAT hará la transformación para aumentar el valor añadido.

Con este fin, ya ha cursado una solicitud de reserva de terrenos en el parque empresarial de Beariz, de próxima ejecución.