Ourense

Intentó vender bisutería como si fueran joyas en negocios de compra de oro, en Ourense

Ourense

TRIBUNALES - ESTAFA

Intentó vender bisutería como si fueran joyas en negocios de compra de oro, en Ourense

Aceptó dos años de prisión por delitos de estafa y falsedad documental

Garic T.  aceptó ayer dos años de prisión en el Juzgado de lo Penal 1 (el ministerio público pedía tres pero rebajó la condena al reconocer los hechos) por un delito continuado de falsedad en documento oficial. El hombre se sentó en el banquillo, junto con un compañero, Nicolac C., para responder de unos hechos que ocurrieron  a principios de septiembre del 2015 cuando fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional después de intentar vender piezas de bisutería (fueron valoradas en 30 euros) como si fueran joyas en dos casas de compra y venta de oro.

Según expuso el ministerio público  y ellos mismo reconocieron en la vista oral, ambos se desplazaron entonces en coche  a la ciudad, donde visitaron una casa de compra y venta de oro, situada en la calle Curros Enríquez. Una vez en el local, ofrecieron  dos cadenas de oro a la dependienta, que las valoró en 5.500 euros.

Ambos salieron a la calle, quedando con la dependienta en regresar para zanjar la venta, que, según el ministerio público, no llegó a producirse al percatarse la compradora de que las cadenas no eran de oro. La misma operación  la realizó Nicolac C., en otra casa de compra y venta de oro, situada en la avenida de Zamora, en la que tampoco lograron botín al ser detenidos por la Policía cuando regresaban al local para formalizar la venta.

Los agentes les intervinieron las piezas de bisutería, pero a mayores descubrieron, durante un registro del automóvil en que viajaban, que  Garic T., según expuso la acusación,  portaba  varios documentos para su identificación, entre ellos dos pasaportes rumanos y otro expedido en Moldavia, todos con los datos personales y fotografía suya, pero falsificados a partir de un documento original. También le intervinieron dos tarjetas de identidad rumanas, pero con la identidad de otra persona.

Ante estos hechos le imputaron un delito continuado de falsedad en documento oficial. Además, ambos aceptaron 360 euros de multa por el delito continuado de estafa. 


Receptación de objetos robados y venta de enseres


Los delitos de falsedad documental y estafa se incrementaron en los últimos tres años en la provincia, según los datos que maneja el Ministerio del Interior.

Con ello también aumentaron las causas  en los juzgados de lo penal ourensanos, siendo la mayor parte de los juicios orales celebrados en lo que va de año por vender  diferentes joyas que había sido robadas, sobre todo en domicilios, y falsificación de documentos para facilitar la inmigración ilegal, vender enseres, incluidos coches y propiedades inmobiliarias.