La Región

ROPA FALSIFICADA

Incautan ropa falsificada por valor de 30.000 euros en Xinzo

La mercancía estaba en un coche y su conductor intentó eludir un control de una patrulla de Tráfico

Un guardia civil muestra parte de las prendas de vestir incautadas
Un guardia civil muestra parte de las prendas de vestir incautadas
Incautan ropa falsificada por valor de 30.000 euros en Xinzo

Sesenta jerséis, 50 chaquetas y 190 camisas halló una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico en el interior de un vehículo. Los agentes estaban realizando un control de vigilancia en los alrededores de Xinzo, más en concreto en la carretera OU-1107 (Xinzo-Cualedro). Los agentes intervinieron las prendas de vestir al tener etiquetas presuntamente falsificadas de las marcas Ralph Lauren y Carolina Herrera.

El conductor del automóvil, Mohamed N.E.H., con domicilio en Xinzo, tendrá que comparecer en los próximos días en el Juzgado de Instrucción de la villa como presunto autor de un delito contra la propiedad industrial.

El decomiso de las prendas se produjo a las 15,00 horas del 31 de octubre, cuando los agentes establecieron un servicio de vigilancia para impedir posibles accidentes y atropellos ante el alto número de desplazamientos de vehículos a los distintos cementerios para poner flores a sus seres fallecidos, según  dio a conocer el Instituto Armado.

A la altura de la localidad de Damil, en Xinzo, la patrulla se percató de que el conductor de un coche se había detenido bruscamente e intentaba alejarse marcha atrás del lugar en que se encontraban el control de vigilancia.

Uno de los guardias fue al encuentro del conductor y, tras identificarlo, se percató que sobre los asientos había cuatro cajas de cartón tapadas con una manta, por lo que revisaron su contenido, encontrando las prendas de vestir supuestamente falsificadas. Posteriormente, la patrulla localizó una quinta caja en el maletero del automóvil.

El conductor no pudo acreditar la procedencia de la mercancía, que era para vender en mercados y ferias de la provincia. La patrulla de Tráfico trasladó las prendas  de vestir a las dependencias judiciales de la villa, al tiempo que instruían las correspondientes diligencias por el citado delito.

Desde la Comandancia se pasó aviso de la incautación a los responsables de las citadas firmas comerciales, por un lado para que certifiquen que no fueron confeccionadas en sus fábricas y por otro, para que se personen como perjudicados en la causa.