Ourense

La intermodal acabará con el ruido excesivo de 50 inmuebles

Ourense

CIUDAD

La intermodal acabará con el ruido excesivo de 50 inmuebles

La avenida de Marín, una de las zonas analizadas en el estudio de la intermodal.
photo_cameraLa avenida de Marín, una de las zonas analizadas en el estudio de la intermodal.

Cubrición de vías y pantallas acústicas evitarán la afección provocada por el tráfico viario y ferroviario

Los vecinos del entorno de la estación de tren del Empalme, ubicada entre los barrios de A Ponte y o Vinteún, dejarán de sufrir cuando esté concluido en su totalidad el proyecto de la intermodal niveles de ruido excesivos, por encima de los decibelios aconsejados, que ahora sí se perciben en alrededor de medio centenar de inmuebles.

Así se refleja en el documento redactado para someter el proyecto al estudio de impacto ambiental simplificado, que acaba de recibir el visto bueno para seguir avanzando en su tramitación. En más de 500 páginas, los ingenieros realizan un extenso análisis del escenario actual y de las medidas que hay que tomar para corregir los actuales defectos.

Entre ellos, destacan los resultados del ruido provocado por la acción conjunta del tráfico de vehículos y trenes, que en varios momentos del día provocan que se superen los 65 decibelios establecidos como recomendación.

En concreto, sufren este problema en horario de mañana 41 edificios residenciales, tres culturales y tres educativos (como el IES Blanco Amor), mientras que por la tarde los efectos negativos se hacen notar en 24 inmuebles de viviendas, cuatro culturales, tres educativos y uno sanitario, el centro de salud de A Ponte. Por la noche, apenas sufren exceso de ruido cinco edificaciones.

En el escenario a futuro que plantea el proyecto con los nuevos servicios ferroviario y el incremento del tráfico rodado, los perjuicios serían similares.

Sin embargo, estos se solventarán llevando a cabo las medidas correctoras planteadas. Estas pasan por la cubrición de vías de la playa de vías mediante una losa de hormigón, sobre la que habrá una zona ajardinada y de esparcimiento para los ciudadanos, pero también con la colocación de nueve pantallas acústicas, "con las que se prevé conseguir el cumplimiento de los objetivos de calidad acústica", se asegura en el proyecto.