La Región

TRIBUNALES | OURENSE

Investigan a un matrimonio por cobrar 8 años la pensión de un familiar muerto

Los supuestos beneficiarios pudieron conseguir de forma fraudulenta 127.136 euros. La mujer exculpa al marido

Investigan a un matrimonio por cobrar 8 años la pensión de un familiar muerto

El Juzgado de Instrucción 1 culminó la investigación abierta  en torno a un matrimonio que reside en la ciudad que supuestamente cobró la pensión de un pariente fallecido durante ocho años. Esta práctica les reportó unos ingresos de 127.136 euros.

Por estos hechos, la Policía Nacional denunció a Nieves V.P., trabajadora del ámbito sanitario, y su marido, Castor D.B., a los que el juez imputa un delito contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, aunque está pendiente de la calificación provisional del ministerio fiscal.

El inicio de la actividad delictiva se sitúa en el momento en el que fallece Antonio V.D. el 30 de abril de 2005. Su sobrina, según el auto del juez, continuó cobrando su pensión de jubilación hasta el mes de abril de 2013. La pensión  se encontraba domiciliada en el banco Santander, que reintegró la cantidad de 42.935. Según estima el instructor, el marido de la inculpada tenía conocimiento de lo que estaba haciendo su mujer "y se aprovechó de esa conducta".

La investigada llegó a reconocer los hechos cuando prestó declaración en sede judicial pero no así  su esposo. Llegó incluso a afirmar que llevaban mucho tiempo separados aunque al juez no le acaba de encajar esa explicación.

Así, asegura que se pudo comprobar que ambos investigados viven en el mismo inmueble, lo que lleva a pensar "que a día de hoy siguen siendo pareja".

Asimismo, hay un testigo, cuya declaración consta en el procedimiento, que aseguró que Nieves y su marido se van juntos de vacaciones. Asimismo se comprobó que varios impuestos correspondientes a los años 2010 y 2013 que tenían que ser satisfechos por Castor lo fueron con cargo a la cuenta de la que es titular la sobrina del pensionista. Además, consta una transferencia realizada el seis de septiembre de 2016 por importe de 1006 euros a la cuenta de su hija para el pago de un regalo que le hicieron.

El juez instructor razona que "resulta muy extraño" que un marido no esa conocedor de que a lo largo de ocho años su esposa esta cobrando de forma indebida una pensión de jubilación.