Ourense

El invierno demográfico se recrudece, con 223 nacimientos menos en un año

Ourense

demografia

El invierno demográfico se recrudece, con 223 nacimientos menos en un año

Un padre y una madre, con sendos carritos de bebé, se cruzan en la ciudad. (JOSÉ PAZ)
photo_cameraUn padre y una madre, con sendos carritos de bebé, se cruzan en la ciudad. (JOSÉ PAZ)

El 2018 cerró con solo 1.486 bebés, la cifra más baja desde que hay registros y la tercera mayor caída interanual en España

Más allá de los pactos postelectorales y la puesta a andar de los concellos, la provincia sigue con un reto muy importante por delante, que no es otro que revertir de una vez por todas el drama de la baja natalidad. Este reto demográfico debe marcar más que nunca la agenda política de los próximos cuatro años porque la situación bien lo merece. 

Tras unas elecciones generales y municipales en las que la agenda de la despoblación estuvo por primera vez a la cabeza de los programas, no hay excusa para intentar abordar un problema fundamental. Los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no dejan lugar a dudas: Ourense necesita soluciones.

A lo largo de 2018, la provincia perdió nueve vecinos al día por la diferencia entre defunciones y nacimientos, lo que, sin contar el saldo migratorio, todavía sin actualizar, aventura que Ourense se queda sin gente a pasos agigantados. 

El pasado año cerró con la cifra de nacimientos más baja de la historia de la provincia. Tan solo se registraron 1.486 alumbramientos, cuatro cada día, un dato insólito para una provincia que necesita como agua de mayo gente joven. 


Un drama generalizado


El drama es general, el número de nacimientos se redujo en España un -6,1% respecto a 2017, pero es que las comparaciones para Ourense siguen siendo odiosas. Es la tercera provincia más castigada por la caída de la natalidad de toda España en el último año. Los nacimientos caen un -13,05%, más del doble que el resto del país. Hay un problema, nadie lo duda. Ahora queda que las recetas funcionen. 

En solo un año, han nacido 223 niños menos, la mayor caída interanual que se recuerda desde el año 1986. El panorama es desalentador. En aquel momento, hace ahora 33 años, nacían casi el doble de bebés (2.897), aunque la línea descendente se había iniciado ya tiempo atrás. 

En los datos interanuales, solo Huelva y Pontevedra han visto descender el número de recién nacidos en un porcentaje más elevado que el de Ourense en 2018. En el caso de la provincia andaluza, cayeron un -15,2%, y en la pontevedresa, un -13,5%.

Con ese cuadro y esas cifras ha de jugarse la partida a partir de ahora. El problema es que no hay muchos espejos cercanos en lo que mirarse para insuflar optimismo. La caída es generalizada, aunque sí que hay casos positivos, sobre todo en provincias de interior, también incluidas dentro de la denominada España Vaciada. En Salamanca, los alumbramientos han repuntado un 2,2% en el último año, y en Soria, un 2,5%. Son los dos únicos ejemplos de aumento de natalidad a cierre de 2018. Más tímidamente crecieron en Melilla (0,6%), y se quedaron igual en la vecina León. 

En cuanto al análisis a nivel gallego, A Coruña tuvo el mayor número de nacimientos (7.129), seguida de Pontevedra (5.977), Lugo (1.958) y Ourense (1.486), lo que arroja una caída de -10,3% de media. Es la comunidad autónoma con un descenso más pronunciado, solo seguida de cerca por La Rioja (-9,2%). 


Récord negativo


Una de las cifras que más ponen de manifiesto el invierno demográfico que atraviesa Ourense, es que por segundo año consecutivo se alcanza el peor saldo vegetativo –diferencia entre nacimientos y muertes– de toda su historia,  según las estadísticas aportadas por el INE. El crecimiento vegetativo de 2018 arrojó un saldo negativo de -3251 personas, superando con creces el récord de  -2.984 registrado en 2017.

Ourense se convierte así en la quinta provincia con mayor pérdida de población en número absolutas, pero es la que más pierde en relación a los habitantes que tiene La urgencia parece manifiesta, y la Estrategia del Reto Demográfico que el Gobierno central y los fondos europeos deberían tener motivos más que suficientes para poner su punto de mira en la provincia. 

Las cifras

1.486
Nacimientos en Ourense en 2018.
4
Niños nacidos en la provincia cada día.
-6,1%
Porcentaje de caída en nacimientos en España.
-13,05%
Caída de alumbramientos en un año en Ourense.
-3.251
Diferencia entre nacimientos y defunciones.