Ourense

Jácome cancela la San Martiño que anunció cinco días antes

Ourense

Eventos

Jácome cancela la San Martiño que anunció cinco días antes

Salida de la carrera de San Martiño de 2019 (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraSalida de la carrera de San Martiño de 2019 (ÓSCAR PINAL).
El Concello tambén suspende los magostos por las previsiones "pesimistas" sobre la evolución del covid

La situación de la ciudad en relación a la evolución de la pandemia de covid-19 es "muy pesimista", los datos son "preocupantes" para las autoridades sanitarias y esto provocará que en el último trimestre del año se suspenden grandes eventos como la carrera pedestre de San Martiño, los magostos o el Samaín. En peligro están también celebraciones navideñas como la cabalgata de Reyes y "en el aire" el propio Entroido. Todo ello, eso sí, pese a que son celebraciones "técnicamente viables", según relató ayer el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome. 

La San Martiño, el evento más multitudinario de cuantos se celebran en la ciudad, reuniendo cada año a casi diez mil participantes, no se celebrará pese a que el regidor había presentado hace seis días una alternativa de carrera de fondo semiprofesional por las orillas del río, inviable a día de hoy al no contar ese tipo de competiciones con protocolo sanitario necesario, como así confirmó al diario La Región la Federación Galega de Atletismo. Un nuevo formato que apenas duró unos días con "vida".

"Lo intentamos hasta el final"

Lo que tardó en reunirse con el gerente del área sanitaria, Félix Rubial, y la jefa territorial de Sanidade, Laura López del Castillo, y que tras poner negro sobre blanco que las condiciones sanitarias priman, obligó a la cancelación de la idea. Aún así, Jácome insistió en que su propuesta era "técnicamente viable", tras haberse reunido este mismo lunes con la Federación Galega de Atletismo y técnicos del Consello Municipal de Deportes, días después de que él mismo hubiese anunciado la viabilidad de la carrera. "Lo intentamos hasta el último segundo, pero dada la situación no podemos provocar situaciones de riesgos", reconoció ayer. No corre peligro, por tener protocolo propio, la llegada de la Vuelta  a España.

Si la pérdida este año de la San Martiño será un mazazo, social, deportivo y económico, también lo será la cancelación de los magostos, una de las fiestas más tradicionales de la ciudad, coincidente con el patrón, San Martín de Tours (11 de noviembre), y que el Concello de Ourense quería convertir en fiestas mayores. 

El magosto se había consolidado estos años como  motor de hostelería y comercio ourensanos con subidas de ventas de algunos productos de hasta un 50% tanto en carnicerías como en panaderías. También se cancelará la noche de Samaín y las procesiones de la Santa Compaña, mientras que "quedan en el aire" la Cabalgata de Reyes, cuya viabilidad se deberá evaluar los próximos días, al igual que la del Entroido. 

Criterios sanitarios

Estas decisiones se basan en los criterios transmitidos por la gerencia  sanitaria: la evolución a corto plazo es "moi pesimista" y a medio plazo es "gris". 

En cuanto a los datos, Sanidade señala que la ciudad acumula "máis do 50%" de casos de la provincia y tiene una situación epidemiológica "preocupante", ya que sigue habiendo un "aumento constante" pese a las restricciones. Además, "con maior intensidade" se da en O Couto, una "situación única" en Galicia. Por ello, pidieron al alcalde "máxima implicación na observancia das medidas" aplicadas. 

Eventos que no resisten al virus

Las festividades y celebraciones canceladas o en entredicho son:

  • Samaín y Fieles Difuntos. La noche del 31 de octubre tendrá que cancelar sus fiestas, como el desfile de la Santa Compaña. 
  • Magostos. Habitualmente se celebran durante la semana del 11 de noviembre, con este día, donde se conmemora al patrón de la ciudad, San Martín de Tours, como epicentro. Ni el magosto oficial, que el Concello celebraba en el parque Barbaña, ni el que las múltiples asociaciones vecinales organizaban en todos los rincones de la ciudad serán ahora posibles ni las grandes concentraciones en el monte serán posibles. Además, se cae una programación de cuatro días festivos que, según avanzó Jácome, iba a contar con una feria de vino con las cuatro denominaciones de origen y un actividad para dinamizar la hostelería local a través de los pinchos.
  • Carrera pedestre de San Martiño. El evento más populoso de cuantos se celebran en la ciudad, que llega a concentrar a casi 10.000 participantes, tendrá que esperar. Habitualmente se celebra el fin de semana posterior a la celebración del 11 de noviembre. Ahora se cancelará, pese a la ocurrencia presentada el pasado jueves por el alcalde, que anunciaba un recorrido de 10 kilómetros, semiprofesional y con salidas escalonadas. Insiste en que es "técnicamente viable", pero dice que se cancela por prudencia.
  • Navidad. Por primera vez, el Concello reconoce que la Cabalgata está "en el aire", así como parte de la programación navideña, mientras sigue adelante el concurso para invertir 350.000 euros en las luces.
  • Entroido. "En el aire", según el Concello, es la fiesta más emblemática del conjunto de la provincia, donde si bien las celebraciones oficiales tendrán que decidir en las próximas semanas su viabilidad,  en otro plano quedarán las celebraciones espontáneas callejeras de la gente, que deberán contar con el visto bueno de las autoridades sanitarias y la responsabilidad de la gente. En Cádiz cancelaron toda la programación de agrupaciones carnavalescas y anunciaron ya a principio de septiembre que estaba en peligro el Carnaval callejero, al igual que el de Rio de Janeiro.