La Región

TRIBUNALES - OURENSE

Un jefe a su empleada, en Ourense: "Antes de llegar a casa te violo, bombón"

La Audiencia confirma una sentencia por acoso sexual: la víctima fue acosada por WhatsApp

Un jefe a su empleada, en Ourense: "Antes de llegar a casa te violo, bombón"

Una exempleada de un conocido bazar de Ourense, con tiendas en la ciudad y Xinzo, sufre un trastorno por estrés postraumático, que requiere tratamiento médico, por el acoso sexual sufrido durante los primeros meses de 2015 por parte de su jefe directo, Juan Carlos A.C., hijo de los dueños y el encargado de la tienda limiana.

Este último, que se encargaba de llevarla a Xinzo todos los días así como del viaje de regreso a la ciudad, tal como se había convenido cuando la trasladaron a ese centro de trabajo, la bombardeó con múltiples mensajes a través de WhatsApp pese a la oposición de ella, mostrando su malestar. "Hoy antes de llegar a casa te violo, bombón"; "dime que te cuesta dejarte follar por mí" o "serías capaz de quedar conmigo y que me dejaras besarte tus partes íntimas" fueron algunos de los mensajes que remitió a la trabajadora, quien denunció los hechos en Comisaría . 

 La Audiencia confirmó la sentencia impuesta por el Penal 1 en la que se condenaba al inculpado a ocho meses multa con un cuota diaria de 10 euros (2.400 euros ), además de tener que indemnizar al Sergas con 256 euros por la asistencia que recibió la víctima tras  sufrir un ataque de ansiedad así como a esta última por los perjucios causados por el acoso sexual al que fue sometida.

La jueza que vio el caso en primera instancia consideró probado -hechos que reproduce la Audiencia-  que el inculpado "movido por el deseo se mantener relaciones sexuales con A. comenzó a asediarla con innumerables mensajes de WhatsApp con el fin de que cediera a sus pretensiones y lograr su objetivo", recibiendo siempre una negativa por parte de la denunciante.

Así, se reproducen los textos con contenido sexual de los días 19,20, 23, 24, 28 y 30 de enero de 2015 así como el 3 y 10 de febrero y el 14 de  marzo. Pero no solo hubo mensajes sino represalias laborales por no acceder a sus pretensiones. En abril, Juan Carlos A.C. cambió el horario de la víctima -solo a ella- por otro más perjudicial, diciéndole que "para venir de Ourense iba a tener que buscarse la vida" (la perjudicada no tenía carné de conducir). A consecuencia de ellos, sufrió una crisis de ansiedad por lo que tuvo que ser atendida en el PAC de Ourense. 


Sentimientos de humillación


El acoso sexual que padeció la denunciante ha afectado a su salud mental . Tal como corroboraron los peritos, presenta sentimientos de ira, impotencia, baja autoestima, desmotivación y humillación "donde su propia imagen ha sufrido un importante revés, de tal forma que todos los rasgos positivos de su personalidad  valorados antes como tal pasan ahora a ser percibido como defectos". La joven no solo ha perdido confianza en sí misma sino en los demás, con problemas de agorafobia e insomnio. Según confirmó su propia madre, pasa días metida en casa  llorando.

Continúa a tratamiento porque su calidad de vida "ha sufrido una merma importante".

La Audiencia provincial rechazó el recurso de apelación del inculpado porque hay una prueba de cargo suficiente "y correctamente valorada por la juzgadora" del Penal 1, dando por reproducidas las "acertadas razones esgrimidas por aquella".