Ourense

Tres ladrones deberán pagar el daño para ver reducida la pena

Ourense

TRIBUNALES

Tres ladrones deberán pagar el daño para ver reducida la pena

Ergys Saliu y Emanuel Basha declaran por videoconferencia (en el monitor). En el banquillo, Gay Tizón y Faustino Jimenez.
photo_cameraErgys Saliu y Emanuel Basha declaran por videoconferencia (en el monitor). En el banquillo, Gay Tizón y Faustino Jimenez.

Reconocen el delito, pero la acusación fio la reducción de condena al abono de indemnizaciones 

Tres de los cuatro integrantes de una banda de ladrones albanesa, Ergys Saliu, de 25 años; Emanuel Basha, de 30, y Francisco Javier Gay Tizón, de 36, reconocieron ayer en el Juzgado de lo Penal ser los autores del asalto el 23 de marzo del 2017 a la vivienda de una vecina de Boborás.

A través de sus abogados, confirmaron haber perpetrado el robo (hay múltiples pruebas que los incriminan) durante la negociación con el ministerio fiscal, con el objetivo de que rebajaran sus peticiones de condena y evitar un juicio.

La fiscal tuvo en cuenta su confesión, dado que para los dos albaneses redujo la petición a tres años de cárcel: dos y cuatro meses por un delito de robo violento y otros ocho meses por un delito de atentado. Inicialmente pedía 6 años y 3 meses de cárcel para cada uno.

Para su compañero, el ourensano la rebajó a cinco años y tres meses de cárcel: tres años por robo violento, otro año y medio por tenencia ilícita de armas y ocho meses por atentado. Hasta ahora, le pedía nueve años y dos meses de cárcel.

Pero esta decisión no fue plasmada en un acuerdo ante la jueza, dado que la acusación particular (representa a cuatro guardias civiles que resultaron heridos durante el asalto) como el ministerio fiscal condicionaron el acuerdo a que primero abonen las indemnizaciones a las víctimas, algo que no suele ser frecuente. Las indemnizaciones suman 17.730 euros. De este dinero, 1.485 son por los daños en la vivienda y el resto por las lesiones a los guardia civiles. Las partes disponen de cinco días para acreditar en el Juzgado de lo Penal que ingresaron el dinero. Todos quedaron citados para el próximo día 16 de noviembre. En caso de que no zanjaran las cuentas, irán a un juicio oral.

En el asalto también está acusado otro miembro de la banda, Faustino Jiménez Heredia, para quien pide el fiscal cuatro años y cinco meses de prisión. Su abogado negoció con la fiscal pero no logró acuerdo, por lo que irá a juicio. La negociación entre abogados y fiscalía duró más de dos horas. 


A la banda le llegaron a atribuir 30 asaltos a casas


Los dos ourensanos permanecieron durante la negociación  en los pasillos del juzgado. Los albaneses la siguieron por videoconferencia, uno desde la prisión de A Lama y el otro, desde la de Teixeiro, en la que están ingresados, tras ser detenidos por la Guardia Civil, que los esperó en la vivienda tras tener conocimiento de que la iban asaltar. Entonces los agentes les seguían los pasados ante los sucesivos robos que se  estaban registraban en casas.  El Instituto Armado les llegó a atribuir 30 robos entre final del 2016 y  marzo de 2017, aunque solamente se pudo demostrar que ejecutaron uno. En los restantes no hay pruebas que los incriminen.

Los dos albaneses, al verse sorprendidos se enfrentaron a los agentes, intentando, según la acusación, apuñalar a uno con un destornillador.  Los otros dos  lograron escapar, pero fueron detenidos, tras una espectacular fuga.

Los dos  albaneses residían ilegalmente en España. Con el reducción de condena, está previsto que salgan de la cárcel el próximo mes de abril, pero serán expulsados del territorio por nueve años.