En libertad el detenido por iniciar 14 fuegos en Maceda

Los incendios de la última ola han calcinado casi 7.000 hectáreas en Galicia, casi todas en Ourense

Aspecto que presentaba el monte ardido en Entrimo.
Aspecto que presentaba el monte ardido en Entrimo.
En libertad el detenido por iniciar 14 fuegos en Maceda

Tres personas han sido detenidas en Ourense en los últimos días por provocar fuegos en los montes. Uno de ellos fue arrestado en la madrugada del miércoles en Castro de Escuadro (Maceda) por los propios agentes forestales. Este presunto incendiario prestó ayer declaración en el Juzgado de Instrucción número 1 de Ourense en relación  a una oleada de fuegos en la Serra de San Mamede. El juez le dejó en libertad con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado. Aunque el atestado recoge hasta 14 fuegos, según fuentes judiciales, sólo hay prueba de cargo objetiva en uno de ellos, el que calcinó 0,02 hectáreas poco antes de ser arrestado. Las sospechas sobre la autoría del resto de incendios se basan en el modus operandi, horas de inicio y lugares (muy próximos a su domicilio). Al investigado, según aclaró el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, se le imputa un delito de incendio forestal del artículo 354 del Código Penal (fuegos menores que no llegan a propagarse y que están castigados con penas de prisión de seis meses a un año y multa de seis a doce meses).

Según fuentes de la Asociación Profesional de Axentes Forestais de Galicia (Aprafoga), el imputado, de 41 años, fue detenido "in fraganti, cando estaba plantando lume". Dichos agentes aseguran que consiguieron detenerle tras hacer una investigación por la zona cuando lo descubrieron días antes en su coche, en una pista de la zona de la Serra de San Mamede. 

Este detenido se suma a otros dos arrestados por los agentes de la Policía Autonómica de Ourense al ser los presuntos autores de cuatro incendios forestales en el concello de Avión, en los que ardieron 339 hectáreas de monte raso y arbolado. Los incendios por los que se les imputan tuvieron lugar entre los días 10 y 18 de agosto. En uno de ellos se tuvo que decretar la situación 2  porque el fuego podría afectar a la población. Ambos fueron puestos a disposición judicial en el juzgado de instrucción de Ribadavia. 

Mientras se producían estas detenciones, las llamas siguen azotando con fuerza la provincia. En la parroquia de A Illa, en Entrimo, Medio Rural mantenía la situación 2 en la zona (riesgo para bienes no forestales y personas). El monte "está todo quemado", describía el alcalde, Ramón Alonso. El regidor volvió a criticar la falta de medios: “Es escandaloso lo que pasó el martes y ayer (por el miércoles) después de 20 horas de incendio, no había un helicóptero. La gente defendió como pudo, pero está visto que este sistema no vale, hay una falta de gestión del Parque del Xurés". Las llamas actuaban ayer con menos virulencia, ya que prácticamente no quedaba masa forestal por arder tras las 2.800 hectáreas quemadas, y los vecinos y las brigadas se apagaban como podían los pequeños focos. 

El incendio de Bousés (Oímbra), que se llevó por delante 2.035 hectáreas, quedó estabilizado a las 20,15 horas de ayer.

En total han ardido casi 7.000 hectáreas en toda Galicia en los fuegos de esta semana.