La Región

ELECCIONES

Limpieza municipal para reducir la cartelería ilegal

A pesar del ultimátum que dio la Junta Electoral, la ciudad sigue sufriendo la propaganda ilegal. Una situación que obligó al Concello a ordenar a la empresa de limpieza que actuará. Se nota, sí, pero queda mucho por hacer.

Antes y después de la limpieza en la pasarela sobre el Barbaña a la altura de Os Remedios.
Antes y después de la limpieza en la pasarela sobre el Barbaña a la altura de Os Remedios.
Limpieza municipal para reducir la cartelería ilegal

La Junta Electoral de Zona habló con claridad cuando dio un ultimátum a los partidos: debían retirar todos los carteles electorales colocados en lugares no permitidos en un plazo de dos días. ¿Se cumplió? A duras penas. Aunque algún partido sí puso de su parte en las tareas de limpieza, el Concello se vio obligado a actuar. Frente a la "invasión" de la cartelería ilegal, la empresa de limpieza municipal tuvo que tomar cartas en el asunto.

"La teoría era que tenían que ser los propios publicitarios los que retiraran la publicidad, pero finalmente he tenido que dar la orden a la empresa de limpieza para que lo haga. Era una locura. Hasta en el Puente del Milenio se ha llegado a colocar", explica Ana Fernández Morenza, concelleira de Infraestructuras.

De esta forma, los ciudadanos que pasearon ayer por zonas como Os Remedios, el parque Barbaña o la avenida de La Habana pudieron comprobar que el feísmo había perdido protagonismo. Pero solo una parte. Lo cierto es que todavía queda mucho trabajo por hacer para "descontaminar" la ciudad de los carteles ilegales. Y eso, con el plazo de la Junta Electoral agotado.


Medidas alternativas


"El viernes los operarios no trabajaron porque era una jornada festiva. Lo hicieron durante el día de ayer, dedicándose a quitar todos aquellos que no fueron retirados por los partidos. Y hoy mismo comprobaremos y haremos balance. Si la situación continúa, enviaremos a la Junta Electoral de Zona una notificación diciendo que los grupos políticos que publicitaban no los sacaron, que lo tuvo que hacer la empresa de limpieza y que no llegó a todo", explica la concelleira de Infraestructuras de Ourense.

No hay duda de que el proceso de limpieza está lejos de producirse por buena voluntad. Primero fue la Junta la que instó a ello, y luego el Concello el que puso un operativo a trabajar. Pero todavía hay claros y oscuros en este proceso, que deja la imagen de los partidos en entre dicho. "También hay que destacar que hubo partidos que me consta sí que han retirado propaganda", puntualiza Fernandez Morenza.

Hoy será el día en el que toque hacer balance. No solo el Concello, con sus posibles nuevas reclamaciones, también los vecinos que continúan indignados por la suciedad y la sensación de dejadez que trasmiten los carteles rotos, desgastados o, incluso, de elecciones anteriores. La campaña encara su esprint final pero lo hará aún con una "patata caliente" que parecen no querer resolver.n