Ourense

Las llamas ya arrasaron medio millar de hectáreas este otoño

Ourense

INCENDIO FORESTAL

Las llamas ya arrasaron medio millar de hectáreas este otoño

Dos vecinos caminan por una pista de Verín, entre el monte totalmente carbonizado.
photo_cameraDos vecinos caminan por una pista de Verín, entre el monte totalmente carbonizado.

Las altas temperaturas obligaron a Medio Rural a "congelar" los permisos para autorizar quemas 

Los incendios forestales calcinaron medio millar de hectáreas de monte desde que comenzó el otoño. Y más del 75% de la superficie afectada pertenece a municipios cercanos a la "raia", según los datos que maneja Medio Rural.

Durante el mismo período del año pasado, apenas se habían contabilizado medio centenar de hectáreas calcinadas, también en municipios cercanos a Portugal.

La falta de lluvias y las elevadas temperaturas están facilitando la proliferación de los fuegos, lo que obligó al departamento que dirige Ángeles Vázquez a mantener en alerta a todos los efectivos antiincendios, incluidos los de los medios aéreos estatales y autonómicos, así como coches motobombas y palas, desplegados durante la época estival, la de máximo riesgo de incendio.

El último de los fuegos quedó ayer extinguido tras la intervención de 10 aeronaves y afectó a 20 hectáreas de monte arbolado y raso incluido dentro del parque natural de O Xurés. Más en concreto en los alrededores de la localidad de Torneiros (Lobios), a la que pertenecen varias cascadas de agua y los miliarios de la calzada romana conocida como Vía Nova.

Quemas agrícolas

En los distintos distritos forestales y en la Guardia Civil se acumulan cientos de peticiones de autorización de quemas de rastrojos agrícolas, pero Medio Rural ha optado por paralizar los permisos mientras no cambien las actuales condiciones climatológicas ante el temor que los peticionarios no extremen las medidas de seguridad y el fuego se propague al monte.

En el departamento de Ángeles Vázquez insisten en que buena parte de los incendios, tantos los registrados en verano como en el resto de estaciones, son intencionados. Argumentan que muchas parroquias, entre ellas las de Verín y Río Caldo (Lobios), concentran incendios todos los años. "Esto non é casualidade, hai unha intencionalidad de facer dano ao monte", aseguraron fuentes de Medio Rural.