Ourense

Lo que el deporte se llevó de Ourense a EEUU

Ourense

REPORTAJE

Lo que el deporte se llevó de Ourense a EEUU

La ourensana Xiana García, en una escapada a Nueva York.
photo_cameraLa ourensana Xiana García, en una escapada a Nueva York.
La joven Xiana García Arcos compatibiliza sus estudios de Educación Física y Salud con el desarrollo de su carrera de tenis al otro lado del charco, en el estado del Misisipi: "Me quería quedar allí, pero no daban oportunidades".

Ella es parte de ese talento ourensano que se escapa al exterior y que, allende los mares, intenta labrarse un futuro profesional combinado con la práctica deportiva a alto nivel. "Al principio miré en España, pero en ninguna universidad me permitían compatibilizar tan bien la práctica del tenis y mis estudios", dice Xiana García Arcos, ourensana de 19 años de edad, que lleva ya casi dos en Estados Unidos, formándose académica y deportivamente.


Una buena estudiante


Estudiante de Salesianos en la ciudad y residente en la zona del parque Barbaña, hizo la selectividad antes de marcharse "por si me quería volver", aunque tal y como le están yendo las cosas por allí no tiene pinta de que eso ocurra. Siempre fue una buena estudiante y, tras finalizar Bachillerato, en agosto de 2018 decidió tomar destino América, a través de una empresa que gestiona la práctica de fútbol, tenis, golf con los estudios: "Si vas por libre, es mucho más difícil, si no sabes cómo contactar con las universidades ni nada es mucho más complicado". 

Para ir allí hizo un vídeo de presentación, dos exámenes –uno porque no era norteamericana y otro el propio de la universidad– y la llamaron. "Me llamaron de varias, pero elegí esa". 

Es la William Carey University de la ciudad de Hattiesburg, en el estado de Misisipi. Situada en el sureste del país, a poca distancia de la ciudad de New Orleans, se considera que está entre las mejores 600 universidades del planeta.

Tras pasar las Navidades en Ourense acaba de regresar al otro lado del charco, para finalizar su segundo curso. Después, quedarán otros dos y pensará qué hace sobre su futuro. "Entonces estudiaré si vuelvo para hacer un máster o me quedo allí", explica esta joven.


Sin alternativa en España


La titulación que realiza en el la William Carey –institución privada fundada en 1892– es Educación Física y Salud, que podría hacer en España, salvo por un obstáculo mayúsculo. "Quería seguir con el tenis, y aquí no se me daba ninguna oportunidad, por lo que me fui. Quería ir a León, pero no daban oportunidades para seguir con el deporte. Mi padre me dijo esta agencia –VT Sports, que da becas deportivas y académicas en Estados Unidos– y para allá me fui, a probar". 

El primer año fue "complicado", , al tener que compatibilizar estudios y tenis, pero este nuevo curso ya está más aclimatada. "No sabía mucho inglés cuando fui, los primeros meses fueron difíciles para entenderme con mi compañera de habitación. Pero después de la primera Navidad ya cogí soltura", añade.


Adaptarse


La adaptación es más fácil de lo esperado porque en su equipo tenístico nadie es americano, "ni el entrenador". El día a día es fácil de compaginar. En cuanto a los gastos, Xiana está becada en lo relacionado con el ámbito deportivo, ni viajes, ni raquetas, ni hoteles... "Pago la residencia y la comida cuando estoy en la universidad. Con la beca se lleva bien". 

Juega contra universidades de otros estados del sur, como Florida, y a final de año disputan un torneo con los mejores de todo el país. No se considera todavía deportista de alto nivel: "Si quisiera eso tendría que ir a una universidad algo más alta. Esta está más centrada e los estudios, otras se vuelcan más en el deporte". 

 ¿Volver? De momento, no pasa por su cabeza, "además, con el tema convalidaciones es difícil". De momento, está un mes en Navidad, y desde mayo a agosto, por lo que tiene a su familia muy presente, pese a todo.