FLORA

La lucha por preservar la flora autóctona une a la provincia

Varias comarcas trabajan para frenar la creciente invasión de la mimosa y para repoblar los bosques

Una veintena de brigadistas prosiguieron los trabajos iniciados en mayo; y participantes en la repoblación forestal de Chaguazoso, en A Mezquita.
Una veintena de brigadistas prosiguieron los trabajos iniciados en mayo; y participantes en la repoblación forestal de Chaguazoso, en A Mezquita.
La lucha por preservar la flora autóctona une a la provincia

La invasión de especies de plantas foráneas en los bosques de la provincia prolifera cada vez más, convirtiéndose en una amenaza para la flora autóctona y en un problema para aquellos que intentan hacerle frente. Aunque suponga una ardua tarea, son muchos los que se echan al monte para erradicarla.

Es el caso de una brigada promovida por la asociación Verdegaia que actuó ayer en Lentille (Cenlle), retirando acacias. En otro punto de la provincia, en A Mezquita, Abanca apoyó ayer otra iniciativa en favor del monte provincial con la replantación de la zona de Chaguazoso (A Mezquita), que fue pasto de los incendios.

La gravedad de la proliferación de acacias es tal que la Universidad de Vigo, desde el departamento de Biología Vexetal e Ciencia do Solo, estudia la forma en que las mimosas y acacias se expanden y evitan que los árboles autóctonos crezcan. En la provincia de Ourense, Allariz y O Ribeiro son los que más han notado su pegada, aunque el resto de montes tampoco se escapan de su alcance.

A pesar de todos estos esfuerzos, la realidad no permite ser muy optimistas en cuanto a una erradicación total de esta planta. Este es el pensamiento de Pablo Rodríguez, el presidente de la asociación ecologista Ridimoas, cuyo bosque ocupa parte del terreno de Beade, que aseguró que "non hai un plan xeral de ordenación forestal en Galicia que sexa serio". En el bosque Ridimoas se lleva trabajando cerca de 30 años en esta labor, desde que la asociación se creó y se liberaron casi 200 hectáreas. El procedimiento que usaron consistió en un corte en el tronco a unos 10 centímetros del suelo y la aplicación de herbicida con una brocha, "o sistema máis eficaz, aínda que cun límite que permita protexer a flora da contorna", aseguraron desde la agrupación.


Una brigada desacaciadora actuó en Lentille, en Cenllecenlle2_result


La asociación Verdegaia, que actúa a nivel autonómico, organizó una brigada desacaciadora para la jornada de ayer, en la que una veintena de personas procedentes de toda Galicia continuaron con esta labor en Lentille, en Cenlle. La primera vez que se intervino en este bosque fue en el mes de mayo, en una jornada de trabajo en la que se consiguió eliminar un 35% de esta especie, limpiando media hectárea. Como aseguraron desde la agrupación, la labor de las brigadas es consolidar el trabajo ya hecho, por lo que volvieron a este espacio. En la intervención se contó con la colaboración de cuatro motoserristas. El trabajo de ayer consistió en retomar "onde o deixamos a última vez", con la eliminación de mimosa en otra media hectárea, aproximadamente, además de aplastar los rebrotes surgidos desde la primera actuación. La idea que persiguen es poder plantar en la zona alguna planta frutera que ayude a frenar los rebrotes y cree sombra. 


Medio centenar de árboles para reforestar A Mezquita_a_mezquita_result


Un grupo de voluntarios del programa de voluntariado de la Obra Social ABANCA, en colaboración con el Grupo Naturalista Hábitat y miembros de la Comunidad de Montes de Chaguazoso, en el concello de A Mezquita, celebraron durante la mañana de este sábado una jornada de reforestación en este lugar. Concretamente se plantaron 510 especies arbóreas, entre las que había Castaños y Cerdeiros. La actividad fue la continuación a una primera acción celebrada durante el pasado mes de marzo, y que tenía como objetivo paliar las consecuencias de los incendios que asolaron este entorno en los últimos años. 

El alcalde de A Mezquita, Rafael Pérez, valoró esta iniciativa de manera positiva y reivindicó el papel de los voluntarios. "Foi unha boa acción. Para a Comunidade de Montes poder dispor de todos esas árbores é importante", dijo. "A xente debería ter máis conciencia da importancia do voluntariado".