Ourense

Un madrileño atemoriza a vecinos de un pueblo de Baltar

Ourense

El presunto agresor, detenido y puesto en libertad, acumula ya 10 denuncias por amenazas

Un madrileño atemoriza a vecinos de un pueblo de Baltar

Un vecino de Meaus (Baltar), Israel Ortiz Hernández, de 40 años, fue detenido en la madrugada de ayer por la Guardia Civil después de que presuntamente rompiera a pedradas y con cadenas de hierro las ventanas y puertas de la casa de su Antonio Valencia. El arrestado amenazó de muerte a la víctima tras pasar más de dos horas insultándole desde la calle. Los daños en la vivienda superan los 3.000 euros.
Esta es la primera vez que Israel Ortiz es detenido por ocasionar altercados en Meaus, pero el vecindario, según dio a conocer ayer la Guardia Civil, ya lo denunció en 10 ocasiones durante este año por insultos, amenazas y agresiones físicas. Es más, en el pueblo (20 vecinos) se mostraban ayer atemorizados 'porque cualquier día nos mata. Ya no sabemos a quién pedir ayuda para que se lo lleven de aquí o, al menos, que haga su vida y no se meta con nadie', explicaba Teresa Rodríguez, la esposa de Antonio Valencia.

El arrestado llegó al pueblo a principios de año desde Madrid, después de que su madre, residente en la capital española, comprara una casa por internet. Israel Ortiz reside solo en la casa del pueblo. Según los datos que maneja el Concello, sufre problemas mentales y desde el primer momento se enfrentó a los vecinos. 'Por el día no suele salir a la calle, no se ve, pero por la noche sale y todo se vuelven insultos y amenazas. Con un hombre así, gritando de noche en la calle, quién puede conciliar el sueño. Cualquier día hay una desgracia', lamenta Teresa Rodríguez, que junto con su marido reside prácticamente puerta con puerta con el presunto agresor.

Las paredes del pueblo están llenas de pintadas amenazantes y símbolos de todo tipo. Según la Guardia Civil, el presunto agresor ya llegó a agredir físicamente a los vecinos, pero ayer, tras ser detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Xinzo, quedó en libertad con cargos. El hombre alegó que alguien intentaba plantar fuego a su vivienda y después destrozó la de su vecino.

Los residentes, dentro de su desesperación, instaron al alcalde de Baltar, José Antonio Feijóo, a que tomara medidas. El regidor se puso en contacto con los familiares de Israel Ortiz pero no logró ninguna solución. 'Lo dejaron ahí porque no tienen a dónde llevarlo y no son capaces de aguantarlo', explicó el regidor, que ya dio instrucción al Servicio de asistencia social para que tome medidas, que pasarían por presentar una denuncia para que el hombre sea incapacitado e ingresado en un centro.

El detenido siempre va provisto de palos, cadenas de hierro y acompañado de varios perros. El instituto armado aseguraba ayer que llegó a Meaus después de tener prácticamente los mismos problemas con vecinos en Jaén y Madrid, donde residió en los últimos 10 años.

Más en Ourense