Ourense

El mal estado del firme de la A-52 inquieta a sus usuarios

Ourense

INFRAESTRUCTURAS

El mal estado del firme de la A-52 inquieta a sus usuarios

Los transportistas lo achacan a que los daños causados por los temporales no han sido reparados

El mal estado en el que se encuentra parte del firme de la autovía A-52 a su paso por Ourense preocupa cada día más a los profesionales del transporte y a los particulares que hacen uso de ella habitualmente. La acumulación de baches y pérdida de asfalto es especialmente notable en la zona de A Gudiña, pero se repite, con mayor o menor gravedad, en prácticamente todo el recorrido entre los límites con las provincias de Pontevedra y Zamora.

"A la altura de A Chavasqueira -en Ourense- está intransitable y también en A Gudiña y al pasar por la zona de Vilavella", certifica Luis Vivián, profesional del transporte por carretera que utiliza habitualmente esta ruta. "A veces, por esquivar un bache, un turismo corre peligro incluso de pasar al carril de enfrente. Los temporales del pasado invierno han causado muchos daños en el firme y no se han arreglado", añade este transportista.

Del mantenimiento de la A-52 se ocupan la empresa Matinsa, con sede en Allariz, y la Unión Temporal de Empresas (UTE) Aldesa-Aceinsa. Desde ambas señalan que "no estamos autorizados a realizar ninguna declaración", remitiéndose al Ministerio de Fomento. La primera se ocupa de las obras de mantenimiento de este vial entre los puntos kilométricos 176 a 267,1, con un presupuesto adjudicado por Fomento para el ejercicio 2013/14 de 1.943.257 euros; y la segunda, de las obras de mantenimiento correspondientes al tramo comprendido entre el punto kilométrico 112,2 y el 176, con una partida presupuestaria aportada por el ministerio de 2.157.055 euros. En total, se trata de más de cuatro millones de euros que parecen no dar abasto para mantener en un estado adecuado el firme de la autovía.

Así lo considera el secretario de la Asociación de Transportistas de Ourense (Apetamcor), Alberto Vila, que explica que esta situación "es la consecuencia de la los temporales invernales" y reclama "la conservación de carreteras", porque esto se traduce, según Vila, "en una situación complicada para los dos viales que vertebran el sur de Galicia con la Meseta: la A-52 y la N-120".

El secretario provincial de Apetamcor recuerda que "venimos reclamando desde hace tiempo el arreglo de estas carreteras", porque, según añade, se trata de infraestructuras que, como en el caso de la A-52, cuenta con un trazado sinuoso, con muchas curvas y continuas subidas y bajadas, a la que le afecta especialmente la climatología adversa, por lo que incide en que "viales como éste, tan especiales en su trazado, requieren también medidas especiales de conservación".

La última actuación especial en la autovía A-52 fue una rehabilitación estructural del firme de asfalto por valor de 109.090 euros, entre el punto kilométrico 112,20 y el 137 -un total de 24,8 kilómetros-, afrontada por el Ministerio de Fomento en 2013.