Ourense

Manel Iglesias: ‘Trabajo como un entrenador de fútbol que hace su alineación con 600 personas’

Ourense

Director de la gala de los Premios Goya

Manel Iglesias: ‘Trabajo como un entrenador de fútbol que hace su alineación con 600 personas’

En las manos de este ourensano está la responsabilidad de que la gala de los Premios Goya salga a la perfección el próximo día 1 de febrero. Manel Iglesias, director de la máxima fiesta del cine español, desvela los pormenores que el destacado evento contempla, y las dificultades que tiene dirigir a un equipo de producción de más de 600 personas.
Lleva 25 años produciendo grandes eventos, desde los premios Max y Ondas, hasta la fiesta de Fin de año de TVE, Miss España o Gran Hermano. Sin embargo, los nervios en un evento de tanta envergadura como los Premios Goya, ‘no desaparecen hasta que termina la gala’. Así lo explica el director del evento desde hace tres años, el ourensano Manel Iglesias, quien afina los últimos detalles para que la más glamourosa fiesta del cine español salga a pedir de boca, el próximo domingo día 1 de febrero.

¿Cómo será la gala de la XXIII edición de los Goya y qué novedades incluye este año?

Será un espectáculo sobrio, elegante, ágil y divertido. La frescura es un elemento fundamental, por eso decidimos reducir las cuatro horas y media que duraba, para llegar a dos horas y cuarto de contenido. Antes la gente llegaba a la alfombra verde a las siete y media de la tarde y salía a las tres de la madrugada. Ahora, a las doce y media de la noche los asistentes podrán salir e irse a sus respectivas fiestas privadas a divertirse. La gala va a tener mucha simpatía, pero sin dejar de lado que lo importante aquí son los premios y los premiados.

¿Cómo será la retransmisión de la gala en la televisión?

La gala se emite en televisión con media hora de ‘delay’ o retraso, pues tenemos que hacer dos espectáculos a la vez, uno transmitido en directo y segmentado por publicidad y otro en vivo para la gente en sala.

¿Qué es lo más complicado en la producción y retransmisión de la gala?

Lo más difícil es la presión mediática, pues al ser los premios más importantes del cine español existen intereses muy fuertes. En cuanto a la coordinación del evento lo más complicado es tra bajar con todos los artistas que entregan premios y controlar los nervios de los nominados.

¿Qué es lo mas satisfactorio de su trabajo?

Conocer el lado humano de los grandes intérpretes españoles y el trato que puedes llegar a tener con los directores de productoras, cadenas de televisión y distribuidoras. Mi profesión tiene dos cosas muy buenas, que te permite viajar con proyectos nuevos cada mes y la cantidad de gente interesante que conoces.

¿Ha tenido contacto este año con el director José Luis Cuerda?

Desafortunadamente no, pero estoy muy contento de que su película ‘Los girasoles ciegos’, filmada en mi Ourense natal, esté nominada a Mejor Película. Cuerda para mi es un maestro al saber mantener un vínculo con nuestra tierra y ser el descubridor de Alejandro Amenábar.

¿Qué actores destacados acudirán a la gala?

En calidad de asistentes tenemos confirmados ya a Paz Vega, Benicio del Toro y Penélope Cruz, entre muchos otros. Aún no sabemos si vendrá Pedro Almodóvar, pero yo espero que sí.

Coordina a un equipo de producción de más de 600 personas, ¿cómo lo logra?

Yo trabajo con profesionales y cada uno sabe lo que debe hacer. Actúo como un director de orquesta o como un entrenador de fútbol que hace su alineación con 600 personas.

¿Cuál es el momento más difícil dentro de la gala?

Cuando faltan 15 minutos para que de inicio todo y no sabes dónde están los premios, y el notario, que llega el último, no te quiere dar hasta el final, los sobres de los premiados.

¿Cómo es tu vínculo con Galicia?

Tengo que reconocer que mi relación es más afectiva que profesional. Es cierto que inicié en el año 84 mi carrera profesional en Galicia, pero desde el 90 me marché para trabajar en el resto de España. El mundo cinematográfico es una industria en la que en un sitio tan mágico y pequeño como es Galicia, el proceso de desarrollo es más lento porque depende de subvenciones del gobierno y no de amortizaciones de inversión privada.

¿Cómo se inició en el mundo de la televisión y el cinematográfico?

Me inicié como operador de cámara en una productora en Galicia, luego trabajé en la TVG, donde a pesar de tener una plaza fija necesité nuevos retos y tuve que venirme a Madrid, y de ahí a Lisboa.


Más en Ourense