La Región

ENTREVISTA

Manuel Baltar: "Otros piensan en clave de juego de tronos, el PP da estabilidad"

El Presidente del PP de Ourense explica la situación sobre su candidatura a la Diputación "los ciudadanos saben que tienen un partido y un candidato, es una ventaja aquí y con el resto de provincias"

Manuel Baltar, con su programa para la Diputación. (M. PINAL)
Manuel Baltar, con su programa para la Diputación. (M. PINAL)
Manuel Baltar: "Otros piensan en clave de juego de tronos, el PP da estabilidad"

Pese al retroceso sufrido en las últimas elecciones Generales, el presidente del PP de Ourense, Manuel Baltar, recuerda que ningún otro partido fue capaz de batirlo. En medio de una nueva campaña, está convencido del éxito en la noche del 26 de mayo y recuerda que los populares son los únicos con un candidato y un programa para presidir la Diputación, en la que ya se ve en el mandato 2023-2027, para el que ya tiene un plan (2127) y un lema ("somos Ourense").

¿Es difícil llegar a la gente con dos campañas tan seguidas?

Para nosotros no es nada difícil, estamos acostubrados a esta actividad. Es cierto que es una situación innovadora, dos elecciones en tan poco tiempo, pero si hay alguien preparado para esto es el PP.

Ha vivido 46 campañas electorales. ¿Son las elecciones más difíciles para el PP de Ourense?

En absoluto, no las veo difíciles, las de 2009 sí fue una campaña comprometida.

Digo unas municipales.

Nosotros siempre contemplamos las elecciones en clave de apoyos y perspectiva. Estamos en mejor disposición que en el 15, ahora tenemos la fuerza y el aval del gobierno provincial, un gobierno de la Xunta con mayoría absoluta y vamos a tener los resultados previstos (71 alcaldías y la Diputación).

¿Cómo se fragua ese plan 7273?

Pulsando la opinión y recibiendo todos los vías, visitando los concellos, teniendo la provincia en la cabeza. Hay un apartado supramunicipal, acciones comarcales fruto de una jornada de trabajo con los números uno.

¿Cala en los ciudadanos que haya una candidatura en la Diputación?

Sí, porque el PSOE cuando Villarino se presentó al liderazgo dijo que harían lo mismo, que tendrían un candidato y un programa. Los ciudadanos saben que la Diputación sale de las urnas el 26 de mayo y tienen un partido con un candidato y un programa, es una ventaja en Ourense pero también con el resto de provincias. Es liderazgo y fortaleza política. Vamos a saber convertirlas en votos.

¿No le preocupa el efecto 28-A?

Hay un escenario muy diferente, aquí se conoce al candidato, se vota mucho a la persona, por la gestión anterior, aquel que abre su puerta y ve el alumbrado, la gestión cultural. Son muy diferentes. Hay una base a favor del PP, que ya ganó esas elecciones, siendo la provincia más importante para el partido. Fue un 35% de apoyo y ahora estamos proponiendo el 50.

Parece un reto difícil.

Si alguien lo puede conseguir es el PP de Ourense y lo que estoy testando es que hay una ilusión y una garra que nos dicen que podemos conseguirlo.

¿Alivia que Ciudadanos se presente solo en 14 concellos?

Y Vox en dos. Ese voto en las Generales a ellos, si no contabilizamos donde no se presentan, ya supone varios puntos de subida y aquellos que no fueron a votar, también hay que trabajar, saber que mucha gente votó PSOE por las circunstancias, por cartas que envió Pedro Sánchez de la subida de las pensiones. Aquí hablamos en clave municipal, tenemos un equipazo en 92 ayuntamientos y una candidatura provincial que no tiene nadie.

Concurren en todos los concellos, pero el PSOE solo falla en Vilariño de Conso. ¿Lo ve más fuerte en esta nueva etapa?

Veo que se ha ido el que fue su líder autonómico y alma máter del socialismo despotricando contra las actuales, no creo que eso sea un signo de fortaleza, veo mucha lucha de poder y lo que no veo es vocación de servicio público. Para nada veo que esté fuerte.

¿Se ve subiendo al primer AVE?

Sí claro, y bajando.

¿Le preocupan los plazos?

La incertidumbre ha venido con Pedro Sánchez, hay que ser conscientes de eso. Si tenemos un Gobierno nacional que se somete a chantajes de independentistas, pues no es un buen aval. Pero el AVE llegará en este mandato, seremos la capital de la alta velocidad.

¿Hay plan para aprovecharlo?

Sí, existe, el provincial y las sinergias que hemos logrado concebir, que hablan de un Ourense diferente y en positivo, desde el centro galego de innovación de FP hasta la declaración de la Ribeira Sacra, pasando por temas como el Observatorio Internacional del Medio Rural. Son realidades que verán la luz y hablan de una provincia diferente, con muchas más posibilidades, con ese aeropuerto terrestre que será Ourense y que, sin duda, inicia una época mejor.

¿No tiene la sensación de que a veces la provincia vive en un bucle con sus proyectos?

Veo algún candidato a la Alcaldía de Ourense que no ha gestionado un euro público en su vida y que debe creer que lo institucional y los procesos administrativos son algo fácil. Yo soy profesional de la administración, es una ventaja que tengo a la hora de conocer y planificar y las cosas salen, tiene que haber voluntad política, pero también respeto a la normativa.

Pero para que estas fuerzas tengan opciones, los partidos tradicionales algo habrán hecho mal en la gestión.

Creo que tiene todo el derecho a estar cansada la ciudadanía, pero también hay que comparar ofertas políticas y candidatos. El que ha gestionado algo tiene un plus, sabe lo que es la maraña administrativa y legal. Otros que nunca han sido determinantes para nada y van a seguir presentándose por el mero hecho de aumentar un partido que es una propiedad privada, pueden, no digo engañar, pero con simpleza de planteamientos pueden llegar. Eso tiene los días contados, estamos hablando de proyectos importantes, de nivel, con día, hora y mes de implantación.

Habla de autoexigencia. ¿No es más un riesgo, exponerse?

Eso lo pueden decir del 20% del programa anterior, pero el 80% se hizo. Me gustaría saber qué van a hacer ellos y no hay nada. A ellos la provincia no les interesa, solo piensan en clave de juego de tronos, alianzas. Ourense no puede estar en esa dinámica, necesita estabilidad, solidez y una hoja de ruta, que da el PP.

Habla de la deuda cero como un gran logro. ¿Qué supone?

Por ejemplo, decir que quiero que Ourense albergue el centro de FP y ahí van 5,5 millones, que el parque acuático exista, hay dinero. Son cosas palpables. O la reducción de tarifas del parking del CHUO. La deuda cero es importante para acometer proyectos de calado, potenciar Manzaneda, destacar en el termalismo. La solvencia es fundamental y la conseguimos en los peores momentos económicos.

Tiene ya nombre para el plan 2023-2027. ¿Se marca alguna fecha de caducidad?

Es un tema personal, pero me veo con fuerza muy grande. Tenemos 33 nuevos números uno, desde que soy presidente se ha renovado el 70%, ha calado ese mensaje, gente dispuesta a dar el paso y eso hace que sea un movimiento popular imparable. Es cierto que está el 7273, el siguiente tiene un plan 2127 por la altura del pico más alto de Ourense y hay muchas cosas por hacer. Hay fuerza para rato. 


"La ciudad elegirá si quiere encontronazos o avances"


20190518153632985_resultado¿Cómo ve la ciudad?

Espero que estos días sirvan para que esa situación que vivimos de una oposición en contra de grandes soluciones para Ourense se vea y los votantes de la ciudad sepan elegir: o el encontronazo, falta de educación en algunos representantes de fuerzas políticas que son propiedad de él o que se avance y se tire por la línea popular.

¿Necesita la ciudad un gobierno estable, sea con pacto o solo?

Por supuesto, no solo Ourense, todos los ayuntamientos de la provincia. El modelo portugués de que sea alcalde el más votado aquí no es posible, pero sí es recabar un apoyo masivo para un candidato. En la ciudad, si hay alguien que sabe gestionar, con experiencia, que no viene de un ayuntamiento de al lado para ver qué pasa tras una crisis tremenda o que quiere seguir explotando un chiringuito, ese es un candidato de un partido fiable, de implantación nacional, que gobierna en la Xunta y la Diputación. Merece esa oportunidad.

¿Ve fuerte a Jesús Vázquez?

Yo veo fuerte al PP en Ourense, creo que tenemos que lanzar este mensaje de la cooperación, proyectos y contraponerlo con esta Corporación que empezaron con todos en contra del PP para evitar que el COB ascendiese.

Cuando acude a una reunión de la red termal europea, ¿no se ve frustrado a veces por no poder invitar a sus colegas a un gran balneario en Ourense?

No tengo esa actitud, sé que se va a conseguir y lo vamos a tener. Ya se celebró la reunión de la asociación aquí y pudieron disfrutar de nuestros complejos en varios ayuntamientos. Será una realidad el gran hotel termal, con nuestra condición de promotora en el caso de que en el Ayuntamiento no haya capacidad política suficiente.

El plan urbanístico de Ourense parece una maraña. ¿Es optimista?

Todo viene por la especial configuración de la Corporación, que no ha sido capaz de solucionarlo. Pudieron haber sido los seis socialistas, pero no tuvieron visión de ciudad. En dos o tres temas hay que estar, presupuestos, termalismo y urbanismo. He visto oferta del candidato socialista de Santiago que si era oposición aprobarían siempre el documento presupuestario de quien gobierne. Esa es la actitud de quien no gobierna, anteponer intereses generales a los partidistas o personalistas.

¿El PP tiene vida propia respecto a Santiago y Madrid?

Sí, decidimos, planteamos y ejecutamos. Tenemos que aprobar el Día da Galicia Mártir, lo hacemos, traer el cuadro de Castelao lo hacemos.

¿Hubo tirones de orejas desde Madrid?

En absoluto, no existen. Eso del tirón de orejas y del puñetazo en la mesa es de gente que no sabe lo que es estar en política o que no ha tenido responsabilidad. Si das un puñetazo en la mesa lo único que puedes hacer es romperte la mano. Argumentación, raciocinio es lo que hay que hacer, es lo que ha hecho siempre el partido en Ourense, teniendo el apoyo social.

¿Reforzará las acciones por la identidad?

Sí, de hecho el anterior lema era "creo en Ourense", ahora sentiremos "paixón por Ourense" y en el próximo mandato será "somos Ourense". Ya hemos logrado completar ese plan, tenemos una voz única. Esa identificación con el territorio se puede hacer desde un gobierno que ha logrado con la ourensanía una identificación de su gobierno provincial con una cuestión que afecta al sentimiento.

¿El galleguismo?

El galeguismo nació en Ourense y nos diferencia de otras formaciones. No somos nacionalistas, bebemos de las fuentes de aquellos que en su momento soñaron con las instituciones de autogobierno que tenemos hoy en día, con nuestro régimen competencial, con un gobierno propio, a este lado y al otro del océano. 

¿Le preocupa la gente que se va a Ciudadanos?

No, a mí me satisface la gente que se viene.

¿Mucha?

Sí sí, estamos hablando de que en estas elecciones los alcaldes de Río, Parada de Sil y Trives se vienen al PP, hay una fuerza atractiva. Y ellos gobernando, ven un plus. Eso lo valoro mucho. Quieren hablar en positivo, no criticar.

La oposición habla de mercadeo.

Pero cuando se van para ellos no dicen nada.

Argumentan que se utilizan fondos públicos para atraerlos.

Nada de nada. Por esa razón se irían todos a nuestro partido, porque las inversiones más importantes de la Diputación en este mandato han sido en concellos gobernados por el PSOE.