Ourense

María Domínguez, notas al piano para emocionar

Ourense

ENTREVISTA VIDA

María Domínguez, notas al piano para emocionar

María Domínguez tocando el piano.
photo_cameraMaría Domínguez tocando el piano.

María Domínguez emociona a través de la música del piano, instrumento al que empezó a querer y tocar desde niña

María Domínguez, conjuntamente con la videocreadora y poetisa Celia Parra, tienen en marcha "Simbiosis" una propuesta en la que fusionan diferentes tendencias de música contempóranea con piezas de videocreación. La presentación, el día 12 de febrero, en Castrelo de Miño, dentro de la primera edición de un ciclo de música contemporánea.

Presenta el próximo día 12 de febrero, en Castrelo de Miño y con la videocreadora Celia Parra “Simbiosis", ¿qué se encontrará el público?

Un recital de piano y videocreaciones. En el distintas tendencias de la música contemporánea caminan junto a piezas de videocreación realizadas en consonancia con la sonoridad y la palabra, sumergiendo así al público en una atmósfera muy particular. Además se explora con su repertorio un amplio espectro de tendencias dentro de la música contemporánea y el uso de música electrónica con el fin de conseguir nuevos ambientes sonoros. Todo ello a través de compositores de todo el panorama internacional, tanto de España, Bélgica, Francia, Estados Unidos, Finlandia...
Se abarca nuevas propuestas a un público acostumbrado a un tipo de concierto con un formato más clásico y tradicional, acercando las nuevas tendencias del siglo XX y actuales de las que bebe y se inspira "Simbiosis" y siguiendo la línea desarrollada durante el siglo XX de unir diferentes artes, la visual y la musical.

¿Cuál es la propuesta escénica que lanza “Simbiosis"?

En el escenario contaremos con un piano, una proyección y un sutil juego de luces. Esos son los tres sencillos ingredientes con los que "Simbiosis" lleva a escena sus objetivos principales: transmitir emoción creando un ambiente íntimo que refleje el sentir de cada pieza.

En cuanto a la videocreación nos planteamos un estilo de imagen abstracto, la descontextualización de objetos, las metáforas visuales, y las texturas de imagen como elementos constitutivos del discurso, que se alejará de los códigos narrativos. Además, vídeo y música se complementan por una serie de textos que siguen un determinado hilo narrativo, el cual fue creado por Celia. Estos textos son carácter poético y están incluidos dentro de las videocreación para guiar el espectador. 

¿Cómo surgió la idea de poner en marcha este proyecto?

Desde hacía tiempo tenía en mente la idea de crear este tipo de recital. La primera persona en quien pensé, por amistad y por su gran profesionalidad, fue en Celia Parra. Ella, a parte de estudiar audiovisuales y dedicarse profesionalmente a ello, también se formó durante muchos años en el conservatorio de Ourense como pianista. Por ello, debido a su formación y a su sensibilidad artística, no podría haber nadie mejor que ella para este proyecto. Arrancamos con mucha ilusión desde el primer día. Para nosotras, esta idea nacía con el fin de expresarnos artísticamente desde nuestra propia visión del mundo, de la cultura y del arte en general. Un programa atrevido, donde predomine la visión interior tanto de mi compañera Celia como de la mía. Lo interesante de este proyecto, es ver el resultado final de dos visiones artísticas diferentes, la de un música y la de una artista visual. Por ello, yo como intérprete, intento dar lo máximo de mi en el proceso creativo y en el escenario. Tanto a mi compañera Celia como a mí, siempre nos ha atraído las corrientes artísticas que mezclan las diferentes artes, dando lugar a proyectos interdisciplinares. Cómo podrían coexistir vídeo y música en vivo, dos discursos paralelos e inspirados el uno en el otro? Y sobre todo, que haría sentir al espectador? Estas cuestiones han alimentado nuestro proceso creativo a lo largo de estos meses

¿Qué buscan hacer llegar al público con este espectáculo?

Pretende ser un alegato a pararnos y escuchar con atención el mundo que nos rodea. Huir por un momento del metrónomo acelerado de la sociedad actual, abrir los ojos y los oídos a nuevos estímulos para que la música, al final, nos acoja en un estado de silencio y de calma.

¿Qué expectativas tienen ante “Simbiosis"?

Nos gustaría participar con esta propuesta en todo tipo de festivales, conciertos y eventos donde pueda ser interesante que esté "Simbiosis". Desde festivales de música contemporánea, pasando por festivales relacionados con las artes visuales hasta en una galería de arte, cualquier espacio es bueno. Creemos que es una apuesta fuerte y que puede tener una gran aceptación. Confiamos en el resultado artístico del proyecto y creemos que éste gustará al espectador. Por ello, ahora estamos trabajando para conseguir nuevos espacios donde mostrarlo y conseguir financiación para su desarrollo.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Primero, seguir trabajando en nuevas piezas y vídeos, madurando y desarrollando nuevos conceptos artísticos. Segundo y muy importante, buscar que nos programen. Esto es lo más complicado cuando empiezas un proyecto nuevo. Entrar en festivales, conseguir conciertos, es un trabajo al que hay que dedicarle mucho tiempo.

Comentarios