Ourense

Más de 5.000 extranjeros cotizan en la provincia, un techo histórico

Ourense

EMPLEO

Más de 5.000 extranjeros cotizan en la provincia, un techo histórico

Sol Rodríguez, Enzo Pirruccio, Yesica Severiche y Demetrio Paredes.
photo_cameraSol Rodríguez, Enzo Pirruccio, Yesica Severiche y Demetrio Paredes.
Casi cinco de cada 100 personas que están afiliadas a la Seguridad Social en Ourense no son de nacionalidad española.

El mercado laboral ourensano tiene cada vez una mayor variedad de acentos, según se desprende de los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en relación a las afiliaciones a la Seguridad Social de extranjeros, situadas por primera vez al cierre de un ejercicio por encima de los 5.000.

El balance de diciembre refleja que en la provincia había el mes pasado un total de 5.138 cotizantes, lo que supone un 10,48% más que la cifra que había en diciembre del año anterior, lo que supone que casi cinco de cada 100 personas que están afiliadas a la Seguridad Social en Ourense no son de nacionalidad española.

La gran mayoría de los extranjeros que están cotizando en la provincia lo hacen en el régimen general, ya que son autónomos cerca del 18% del total (892, según el ministerio). Dentro del modelo más numeroso, en el que había registrados al cierre del pasado ejercicio 4.247 personas, 477 están cotizando en el sistema especial de hogar, mientras que 95 lo hacen en el agrario.

Los datos aportados por el Ministerio de Trabajo desvelan que en el reparto por procedencia (de la UE o de fuera de territorio comunitario) o por sexos está bastante equilibrado, con apenas diferencias. Entre los cotizantes en Ourense hay 2.796 hombres y 2.342 mujeres, mientras que proceden de algún país de la Unión Europea 2.547 y de 2.591 de otros territorios.


Los inicios


Al llegar a la provincia, muchos inmigrantes encuentran un panorama laboral difícil, con escasez de oportunidades. "No fue fácil tener trabajo. Llegué con visa de turista, y al caducarse, mi situación era irregular. Además, mucha gente no quería contratarme por ser sudamericana", explica Yesica Severiche, que llegó desde Bolivia hace dos décadas. La argentina Sol Rodríguez asegura que actualmente todavía existe esa barrera entre algunos ourensanos: "Me han llegado a decir que los latinos solo servimos para hostelería". 

Enzo Perrucci, venezolano afincado en el municipio de Cea, decidió abrir un negocio propio: "Nos parecía la mejor opción para llegar y tener trabajo". 


Evolución


La afiliación extranjera cumple su sexto año con una evolución positiva, después de que durante los años más duros de la crisis económica se desplomase en la línea de lo que sucedía con el mercado laboral, con el desempleo disparado y las cotizaciones cayendo por debajo de las 100.000.

Desde diciembre de 2013, la afiliación extranjera ha aumentado casi un 31%, ya que hace seis ejercicios había 3.871 (la cifra más baja del último decenio), después de que se produjese un descenso desde los 4.182 registrados al cierre de 2012.


Opiniones


Sol Rodríguez: "Todavía hay gente que le da importancia a la nacionalidad"

Sol Rodríguez llegó a Ourense desde su Buenos Aires natal hace 16 años, y actualmente trabaja como gestora de seguros de hogar. "Todavía hay gente que le da importancia a la nacionalidad, los que tienen la mente pequeña. En mi caso he tenido que escuchar que los latinoamericanos solo servimos para la hostelería, pero bueno, fue lo único de ese estilo que me han dicho", apunta Rodríguez. Con respecto a las oportunidades laborales de la provincia, lo tiene claro: "En las ciudades más grandes tienes multitud de opciones". 

Enzo Pirruccio: "Adaptamos nuestro negocio a lo que la sociedad requería"

A su llegada a la provincia, hace 20 años, el venezolano Enzo Pirruccio abrió su propio negocio. "Traíamos artesanía, y yo trabajaba el vidrio, así que teníamos diversos productos de cristal madera, cerámica, barro... Tuvimos que diversificar el negocio poco a poco, y luego pasó a ser un bazar, con la crisis fue necesario reconvertirse", apunta. Actualmente, el negocio, ubicado en el municipio de Cea, es una cafetería-tienda: "Hubo que mimetizarse y hacer lo propio para seguir manteniendo el negocio".

Yesica Severiche: "Al principio no fue sencillo encontrar trabajo, para nada"

La boliviana Yesica Severiche llegó a la provincia hace 20 años con una visa de turista. Cuando caducó, la dificultad de encontrar trabajo aumentó considerablemente: "A eso se le sumaba mi nacionalidad, la gente no confiaba en las personas con acento sudamericano. Al final, gracias a amigos y recomendaciones encontré trabajo en el sector de la hostelería. Primero en lo más duro, de ayudante de cocina, y aprendí hasta llegar a cocinera". Severiche tiene claro que el sector con más oportunidades en Ourense es la hostelería.

Demetrio Paredes: "Antes de llegar ya teníamos decidido montar algo nuestro"

 Demetrio Paredes se mudó a Ourense desde Venezuela por sus raíces familiares. Antes de llegar, conocía la difícil situación del mercado laboral, por lo que apostó por el emprendimiento: "Ya teníamos decidido montar algo nuestro cuando estuviésemos aquí, también por nuestra edad, así que empezamos esta aventura de cero, aunque no teníamos experiencia previa en hostelería". Paredes dirige desde hace tres años una cafetería en A Ponte. "Estamos muy contentos y muy agradecidos", asegura.