Ourense

Más de 700 hectáreas afectadas por cuatro incendios en Ourense

Ourense

INCENDIOS FORESTALES

Más de 700 hectáreas afectadas por cuatro incendios en Ourense

Devastación por el fuego en Lobios (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraDevastación por el fuego en Lobios (ÓSCAR PINAL).

Se trata de los fuegos de Manín (Lobios), Requiás (Muíños), Moreiras (Toén) y Requeixo (Chandrexa de Queixa)

Los cuatro incendios que afectan a la provincia han quemado ya más de 700 hectáreas. De los cuatro, el fuego declarado en Manín, en el municipio de Lobios, es el único que permanece activo desde las 8,00 horas del pasado sábado. Este fuego afecta a unas 420 hectáreas del parque natural Baixa Limia-Serra do Xurés después de que las llamas entraran desde Portugal. En el lugar están trabajando un técnico, 13 agentes, 35 brigadas, 15 motobombas, 2 palas, 9 aviones, 9 helicópteros y efectivos de la UME. Además, en este incendio falleció una persona y otra resultó herida al accidentarse el hidroavión en el que trabajaban.

El de Lobios no es el único incendio que afecta a la Baixa Limia. En la parroquia de Requiás, Muíños, se declaró un nuevo incendio en la madrugada de este lunes. El foco está controlado y afectó a una superficie de una hectárea rasa. Se trata del cuarto incendio declarado en esta parroquia en los últimos días. En la extinción de este incendio trabajaron dos agentes, 4 brigadas y 2 motobombas. Segundo las últimas estimaciones, los incendios originados desde el pasado viernes calcinaron una superficie de 50 hectáreas.

Controlados

El incendio de Moreiras, en Toén, originado el pasado viernes, se encuentra controlado desde la tarde de este domingo. Según las estimaciones de Medio Rural, las llamas arrasaron una superficie de 250 hectáreas. En las tareas de extinción trabajan 3 técnicos, 15 agentes, 41 brigadas, 28 motobombas, 3 palas, 12 aviones, 9 helicópteros y efectivos de la UME.

También se encuentra controlado desde la tarde de este domingo el incendio de Chandrexa de Queixa. Se trata de un fuego originado en la parroquia de Requeixo que afectó a unas 25 hectáreas. En el lugar trabajan 4 agentes, 12 brigadas, 2 motobombas, 2 aviones y 3 helicópteros.