Ourense

Coronavirus | La mayoría de las empresas de automoción están ya paradas

Ourense

Crisis del coronavirus

Coronavirus | La mayoría de las empresas de automoción están ya paradas

Aspecto del parque de Pereiro de Aguiar, con HIspaplasti a la izquierda y, al fondo a la derecha, la entrada a Megatech.
photo_cameraAspecto del parque de Pereiro de Aguiar, con HIspaplasti a la izquierda y, al fondo a la derecha, la entrada a Megatech.
Faurecia presenta un ERTE, una medida que podría afectar también a casi mil trabajadores del sector

La palabra Expediente de Regulación Temporal de Empleo (popularizada por sus siglas ERTE) corrió ayer de boca en boca en medios sindicales y empresariales. La falta de actividad en la mayoría de los sectores o la imposibilidad de prever cuándo concluirá el estado de alarma ha provocado que todos invocasen la referida sigla. Los comités de empresa y la representación de las empresas la pusieron sobre la mesa, sobre todo en el sector de la industria auxiliar del automóvil. En las factorías de componentes todo dio un vuelco en unas horas y se consumó la sospecha: parando la gran industria también deben hacerlo las suministradoras de piezas. Cerca de un millar de trabajadores esperan acontecimientos y ya se ven afectados por el parón de gran parte de las fábricas.

El martes a las dos de la tarde la factoría de PSA de Vigo cerraba y todos valoraron las consecuencias. Desde ese momento la industria ourensana del sector estaba abocada a lo mismo. Faurecia, una de las más importantes de las instaladas en Ourense, solicitará mañana un ERTE para los cerca de 400 trabajadores. La compañía complementa hasta el 85% de la base teórica imponible y garantiza el cobro de las pagas extras, el resto de nóminas y las vacaciones. La autoridad laboral deberá resolver la solicitud en cinco días.

Ayer al menos permanecían también sin producir las factorías de Megatech, Incalplas, Hispaplasti o Auto Estampación Rubí y en medios sindicales se hablaba de procesos de negociación abiertos para aplicar un ERTE en las citadas compañías.

Son las víctimas de una cascada de cierres en la gran industria. No solo PSA en Vigo, sino también Renault en Castilla y León, Mercedes en el País Vasco, Ford en Valencia o Seat en Cataluña. Pero la cadena continúa y en el último eslabón está  en los concesionarios. 

El parón en los pedidos es obvio, sin embargo en la patronal del sector en Ourense calificaban de “muy precipitado hablar de medidas de regulación en estos momentos”, pero los representantes de los trabajadores no lo descartan a corto plazo, citando que los concesionarios están en estos momentos "bajo mínimos". 

El puente festivo aplaza decisiones en el sector textil hasta la semana que viene

Ayer fue también un día intenso en el sector textil, pero no por el ritmo de fabricación, sino por la gestión de una situación inédita: parar la producción hasta que se supere la crisis del coronavirus. 
Según fuentes empresariales y sindicales, se mantuvieron a lo largo de la jornada varias reuniones, sin que haya trascendido decisión definitiva alguna. Se da por hecho que la industria debe pensar en la presentación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. 

Esa posibilidad la puso encima de la mesa Adolfo Domínguez, pero también en Sociedad Textil Lonia (STL) valoraban ya esa posibilidad en el día de ayer. En Roberto Verino se ha valorado también las diferentes fórmulas que existen para minorar el impacto del cese de actividad.

De todas formas, para la presentación del ERTE se abre un plazo de siete días, por lo que en medios sindicales se interpreta el plazo como suficiente para llegar a un acuerdo. Pero todo ello ha quedado aplazado hasta la semana que viene. El festivo de hoy y el planificado puente de mañana aplaza a los primeros días de la semana que viene cualquier decisión sobre las medidas a adoptar

Mucho empleo
Las empresas del textil en la provincia son un puntal en la actividad industrial y una de los valores en imagen de la provincia. La más importante, STL emplea a cerca de 2.500 personas en todo el mundo, 800 de las cuales están en la planta de Pereiro de Aguiar. Adolfo Domínguez supera el millar y plantea un ERTE a más de 700, mientras que Roberto Verino se sitúa por debajo de los 400 empleados .

Actividad cada vez más reducida
La actividad industrial sigue en algunas fábricas, pero cada vez más mermada. La vida en los polígonos de la provincia presenta una imagen casi espectral y a modo de oasis algunas firmas han mantenido su producción. Rodríguez López Auto, dedicado a la producción de ambulancias, mantenía ayer su ritmo habitual de trabajo, garantizando todos los protocolos de seguridad. Lo mismo ocurrió con la compañía Gri Towers, ubicada en Carballiño, que se mantenía trabajando, según fuentes del comité de empresa. Al margen del las del metal, la normalidad se podía apreciar en la maderera Finsa, en la planta de Coren en San Cibrao y en el centro logístico de Cuevas. En el Parque Tecnolóxico la actividad se redujo notablemente, sobre todo en las actividades de producción. Sin embargo, algunas compañías dedicadas a la tecnología se mantuvieron trabajando.