Ourense

El nuevo director de Aeronáutica del Campus: "Ourense necesita un revulsivo tecnológico"

Ourense

Entrevista

El nuevo director de Aeronáutica del Campus: "Ourense necesita un revulsivo tecnológico"

Humberto Michinel, ayer tras la elección como director de Aeronáutica (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Humberto Michinel, ayer tras la elección como director de Aeronáutica (XESÚS FARIÑAS).
Humberto Michinel es el nuevo director de la Escuela de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio del Campus de la UVigo en la ciudad

Humberto Michinel, catedrático de Física Aplicada que lidera investigaciones internacionales desde el Campus, afronta desde ayer la dirección de la Escuela de Ingeniería Aeronáutica de Ourense, el centro más joven, creado en 2015 y con la primera promoción salida del horno este curso. Elegido casi por unanimidad para el cargo–25 votos a favor y uno en contra–, Michinel se fija como reto la continuidad del grado en Aeroespacial. El máster, lo más urgente. Después, "queremos un doctorado industrial europeo", adelanta. 

Lleva muchos años vinculado al Campus. ¿Por qué ahora este reto al frente de Aeroespacial?

Después de muchos años dedicado casi en exclusiva a la docencia y a la investigación, creando un grupo reconocido a nivel internacional, es momento de dedicar un esfuerzo a la gestión. El grado está funcionando y se abre la etapa del posgrado. Mi perfil creo que es bueno para llevar las riendas en una etapa en la que se hace más hincapié en  investigación, doctorado, máster...

¿Habrá máster en 2021?

Es lo que esperamos. Los problemas técnicos del año pasado están solucionados y la idea es que esté en marcha el curso que viene. 

Dirigirá la escuela más joven del Campus. ¿Ha dado sus frutos ese gran proyecto de Aeroespacial en Ourense?

Un primer fruto es la primera promoción. El grado funciona. Hay que ver cómo se da continuidad a estudios de grado superior como máster y doctorado. Será la siguiente etapa, la que construirá este equipo.

El máster está perfilado. ¿Qué barajan para un doctorado?

Queremos que la escuela atraiga proyectos tractores, grandes, de investigación, y que sirvan a su vez para atraer a otros. A todos los niveles, autonómico, del Ministerio o europeos. Nos planteamos solicitar un doctorado industrial europeo. Son proyectos que concede la Unión Europea para que estudiantes hagan la mitad del doctorado en una institución de una universidad de un país y la otra mitad en una empresa de otro país. Ya estamos en contacto con empresas de alta tecnología en Alemania para el desarrollo de la parte empresarial. La académica se haría en Ourense.

¿Qué áreas de Aeroespacial se deberían explotar en Ourense?

Debido al covid, el sector aeronáutico, el de aviones y aeropuertos, está en crisis. Pero sigue habiendo proyectos de sector aeronático, como todo lo relacionado con drones. Aquí funciona el máster y es una línea muy interesante. Pediremos proyectos de investigación al ministerio en esta área. Y luego, todo el tema espacial. Para los físicos como yo, nos sentimos muy cómodos en todo lo que tenga que ver con el espacio. Hay mucha tecnología láser en este ámbito y tenemos mucha experiencia.

O sea que el covid puede ser una oportunidad para las áreas por las que apuesta Ourense.

Sí. Podría haber aplicaciones que involucren tecnologías, como el uso de drones para desinfectar grandes áreas. O el diseño de sistemas más eficientes en los aviones. Siempre que haya un problema claro, habrá necesidad de soluciones de ingeniería para afrontarlo.

El proyecto de Aeroespacial en incluía la demanda de un edificio propio. ¿Será un reto?

Mientras no se construya un edificio específico, querríamos que el edificio Martínez Risco fuese para la titulación y el posgrado. El grado ya está montado y tiene los espacios justos. Con el posgrado en marcha el curso que viene, significará necesidad de más áreas y laboratorios que tendrán que dotarse.

La demanda en el grado es altísima en cada curso, para 50 plazas. ¿Pedir ampliación del cupo se contempla en el futuro?

De momento, considero que con 50 alumnos y una nota superior al 11 sobre 14 puntos mantenemos un nivel de excelencia muy bueno. De momento, no lo veo necesario. Otra cuestión es si se abre el mapa de titulaciones, solicitar más títulos. Pero en este momento no está sobre la mesa.

¿Cómo beneficia al territorio que el proyecto de Aeroespacial esté en Ourense?

Aeroespacial es una de las ingenierías clásicas y durante muchos años estuvo centrada exclusivamente en Madrid. Desde hace una década se empezaron a crear escuela y Galicia era de las pocas comunidades que no tenía. El hecho de que se haya instalado en Ourense puede ser un revulsivo a nivel tecnológico, porque un ingeniero aeroespacial no solo sabe de ingeniería aerospacial. Creo que se pueden empezar a generar sinergias con empresas del entorno que no sean exactamente del sector aeroespacial. Por ejemplo, automoción, mecanizado industrial...Cualquier empresa que necesite un buen ingeniero, saben que de esta escuela todos salen con alto nivel. 

¿Cómo le sienta la elección casi unánime para el puesto?

Es un honor y una responsabilidad. Representar a la escuela  y al equipo no solo es el equipo directivo, es todo el centro.  Es una gran oportunidad para darle un impulso a la titulación y al Campus y beneficiar a la ciudad a la que tanta falta le hace un aporte tecnológico.