Ourense

CORONAVIRUS EN OURENSE: Os Milagros acoge 11 pacientes y prepara ya nuevos traslados

Ourense

ALERTA SANITARIA

CORONAVIRUS EN OURENSE: Os Milagros acoge 11 pacientes y prepara ya nuevos traslados

El centro que recibirá personas mayores de residencias desbordadas es un "reto para todos"

Un total de 11 de las 93 plazas del futuro centro de personas con discapacidad de la Fundación San Rosendo en Os Milagros ya están cubiertas por usuarios de residencias que dieron positivo en coronavirus, de momento solo procedentes de la de Celanova. Desde primera hora  el nuevo personal que atenderá ahora casos confirmados en las residencias de mayores que, como la de Celanova, no dispongan de recursos suficientes para mantener la atención a estas personas.

Durante la primera jornada, hubo reuniones de trabajo y no se escuchaba otra cosa: "Hace falta más personal y, sobre todo, material". Eso confesaban algunas de las sanitarias, asistentes y limpiadoras que esperaban en el entorno y que se hospedarán en el hostal de Os Milagros, cerrado desde hace un tiempo, pero que estas semanas volverá a la actividad para dar comida y cama al personal, que no volverá a sus casas para evitar riesgos. 

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

La Fundación San Rosendo tenía previsto inaugurar antes de verano este centro para personas con discapacidad gravemente afectada. Sin embargo, la crisis del cororonavirus lo retrasará un tiempo, después de la cesión a la Xunta para este servicio temporal.

El centro está ya totalmente equipado. "Por dentro está moi ben, só falta máis material para nós, que esperemos que vaia chegando", señalaba una de las trabajadoras a media mañana, al tiempo que bromeaba, pertrechada en su bata y con la cara cubierta: "Tranquilos, eu estou ben". 

milagros

El entorno del Santuario de Os Milagros es estos días un remanso de paz y un sitio idílico, que se ha visto ligeramente trastocado por el ir y venir de coches de los que ayer, el primer día, bajaba gente de todo tipo, siempre preguntando: "¿Y aquí, dónde está la entrada?". 

Un primer día de toma de contacto, con 11 residentes, los positivos de la residencia San Carlos de Celanova, y esperando nuevos traslados que vayan surgiendo. "Los que estamos damos abasto para 11, pero si llegan más hará falta más personal", confesaba una de ellas. En Celanova, permanecían ayer a la espera de conocer los resultados de más pruebas. Actualmente tienen 28 positivos.

Un reto mayúsculo

El director de este centro donde agruparán los caos positivos de las residencias es Miguel Ángel Vázquez, presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía. "Probablemente es el primer centro de España de este tipo, que habilita un espacio para mayores COVID-19 que viven en residencias de la comunidad. Eso supone un reto importante, tanto para la gente como para la Administración. Es un reto para todos poner en marcha un centro de un día para otro es bastante complejo", dijo en el primer día, atareado con reuniones y búsqueda de personal. 

Política Social recalcaba que habilitaría este centro "e os que fixeran falta" para garantizar la seguridad de los mayores, y hacía un llamamiento: "Aquel que estea en disposición de traballar e teña a cualificación, que se ofreza".   Ayer buscaban, según la CIG, hasta estudiantes de último curso de Enfermería.

Los trabajadores que entraban en este primer día en el nuevo centro entremezclaban ilusión y nerviosismo. "Eu son de falar, pero hoxe non podo, se me ve miña nai vaise preocupar", afirmaba una de las que formará parte del equipo. 

No es una tarea fácil la que les espera. En lo alto del edificio les recibe un gran cartel de "Centro vocacional". Y vocación es lo que hace falta en estos días para afrontar la que, para muchos, será la tarea más compleja de sus vidas profesionales. 

Amplias instalaciones

La dificultad será más llevadera gracias a las instalaciones, que están a punto. Esta residencia, con 93 plazas, está en una zona emblemática, en el conjunto histórico de Os Milagros, en el antiguo colegio de los Padres Paúles. Durante 20 años, esas instalaciones formaron a jóvenes estudiantes de la zona, aunque ahora llevaba  cerrado desde 1991. El edificio, de 4.300 metros cuadrados, con amplios jardines –tiene hasta una pista polideportiva, ahora todavía sin restaurar– fue totalmente equipado por la Fundación San Rosendo, que solo estaba a expensas de las inspecciones para tener la licencia de apertura y empezar a prestar servicio como centro para personas con discapacidad.

El cuadro de personal se irá ampliando conforme e las necesidades y ya se especulaba con que vendrían trabajadores de la zona de Lugo para reforzar la plantilla, especialmente persona sanitario de centros de día ahora cerrados. 

En principio, este centro prestará servicio a mayores procedentes de residencias de Ourense y Pontevedra. 

Habrá más traslados

El director xeral de Maiores e Persoas con discapacidade, Ildefonso de la Campa, confirmó que habrá más traslados a Os Milagros, para "previr a infección" de otros residentes y que serán las autoridades las que determinen  "en que caso é necesario" la evacuación o si "as medidas de confinamento da residencia son suficientes".

Por su parte, el BNG de Celanova criticó a Sanidade y Política Social por "non atender Celanova cando si estaban a intervir en residencias privadas doutras áreas". Así, acusaron a la Xunta de ignorar las peticiones de ayuda y advierten que la crisis "segue aberta".

Por último, la CIG criticó el "confinamento" de trabajadores de la nueva residencia integrada de Os Milagros, ya que el personal de alojará en un hostal. Han extendido esta crítica a residencias de A Rúa, Vilamartín, Viana y Ramirás. 

Alcalde de Baños de Molgas: "Isto ten que ser un orgullo para o concello"

La llegada de personas mayores que han sido diagnosticadas de coronavirus generó temor entre vecinos de las localidades vecinas de Baños de Molgas y Arnuíde (Vilar de Barrio), provocando una llamada a la tranquilidad. "Isto debe ser un orgullo para nós, é un valor engadido, poder prestar este servizo no noso concello. A xente que ten temor é por desinformación. É un sitio perfecto, está illado, e conta co hostal da propia Fundación San Rosendo para que poida durmir e comer o persoal, coincido en que é un bo lugar e agradezo á Fundación que cedese o espazo", dijo Xaime Iglesias, alcalde de Baños de Molgas. En la misma línea, el regidor de Vilar de Barrio, Manuel Conde, que reconoció la preocupación de vecinos, llamó  a la "tranquilidade". "A delegación da Xunta confirmou a adopción  de todos os protocolos de seguridade, tanto nos traslados como no tratamento de pacientes", por lo que mostró la "solidariedade" del Concello con los enfermos y los pacientes y sus familias. 

La provincia suma ahora mismo 28 casos positivos en la residencia San Carlos de Celanova (13 usuarios, incluida una fallecida), 6 en la Esperanza de a Farixa (3 usuarios) y otros dos en la residencia Fátima de O Barco. No todos serán trasladados a Os Milagros.