Ourense

Los MIR, a la espera: “No tenemos información de cómo ayudaremos"

Ourense

Crisis del coronavirus

Los MIR, a la espera: “No tenemos información de cómo ayudaremos"

Las listas de voluntarios están abiertas para que se anoten, siempre que se cumplan unas medidas de seguridad adecuadas

Los médicos internos residentes (MIR) son el punto de apoyo que tiene en cuenta el Sergas para afrontar la crisis del coronavirus en Galicia. Algunos ourensanos que terminaron en enero se han anotado en una lista como voluntarios para trabajar y así descargar la presión que soportará el sistema sanitario durante el pico más alto de contagio. Sin plaza, ya que en abril se las iban a conceder, quieren aportar su ayuda bajo unas condiciones óptimas de seguridad.

Manuel Pascual es uno de ellos, que observa esta situación "compleja" a la espera de noticias. "Tenemos muchas ganas de ayudar. Nos hemos anotado en listas de voluntarios siempre que se cumplan las condiciones idóneas para trabajar", explica. Ve "frustrante" tener las titulaciones y quedarse en casa, sin saber cómo puede ayudar. "A día de hoy sería irresponsable meterse en el meollo, porque no se dan las condiciones adecuadas de seguridad", agrega Paula Rodríguez, otra ourensana que finalizó el MIR este año. Álvaro Aguado es uno de sus compañeros de Ourense y opina que no lo hacen "de la manera correcta" . "Lo que tienen por ahora es un por si acaso, porque la situación en Galicia no es tan grave como otras", afirma. Aguado no descarta que en las próximas semanas tiren de la lista. 

Sergio Pérez: "No disponemos de más información sobre cómo será nuestro trabajo que las listas"

Paula Rodríguez: "Necesito saber cómo trabajaremos porque no quiero ser un estorbo para otros sanitarios"

Manuel Pascual:"Es muy frustrante tener la titulación y quedarte en casa sin saber cómo puedes ayudar"

Álvaro Aguado: "Están llamando a compañeros que desconocen si la protección es la adecuada"

 

Todos los que finalizaron en enero se encontraban a la espera de la elección de plaza de abril, que no tendrá lugar debido a esta crisis. "No tenemos idea de cuándo se hará", explica Sergio Pérez. Ante este parón obligatorio se han mostrado "dispuestos" según las condiciones: "No disponemos de ninguna información a mayores de cómo se hará", afirma Pérez. Rodríguez se encuentra a la espera para ver cómo avanza la situación en Galicia: "Todavía no me anoté a las listas, en el momento que sea necesario lo haré", comenta. Las mayores dudas para ella surgen del Boletín Oficial del Estado, que no los contempla para posibles contrataciones: "Estamos en el limbo". 

La escasa experiencia no impide que estén dispuestos ayudar "aunque no sea mucho", pero que permita desahogar la presión que se avecina sobre el sistema de salud. "Si hacemos falta para descargarla, iríamos encantados", cuenta Pérez. Por otro lado, Rodríguez duda  por la falta de práctica: "Tendría que saber el modo en el que ofrecería mi ayuda, porque no me veo capacitada para la responsabilidad que suponen algunos pacientes" comenta. Lo que tiene claro es que no quiere "ser un estorbo" para los  otros trabajadores.

Desde otras autonomías tiran de la lista de voluntarios de otros lugares, para ayudar a los que están más saturados: "Contactan con los que terminaron el año pasado y con algunos que quinto o sexto curso de Medicina. Con nosotros no cuentan para nada", explica Aguado. Este es uno de los detalles que no comprende porque tampoco les explican "nada". Algunos MIR del pasado año ya recibieron llamadas para trabajar en Madrid, donde la situación sanitaria es más crítica. "Les están ofreciendo contratos que tienen que aceptar o rechazar por teléfono, sin conocer bien las condiciones de su trabajo ni alojo", comenta Rodríguez sobre lo que hablan aquellos compañeros a los que llamaron para ir a Madrid. Aguado muestra como necesidad, de forma previa, que les informen detalladamente de las condiciones laborales, de estancia y de seguridad en esta zona de mayor riesgo: "A algunos los llaman para los hoteles medicalizados, pero no saben si las condiciones de protección son las adecuadas", asegura.