Ourense

Motera y blogger: “Un viaje a Ourense me cambió la vida"

Ourense

Reportaje

Motera y blogger: “Un viaje a Ourense me cambió la vida"

La motera, en su viaje en solitario a Alaska, del que publicó un libro.
photo_cameraLa motera, en su viaje en solitario a Alaska, del que publicó un libro.
Sonia Barbosa nació en Aveiro y reside en Asturias. Hace 11 años visitó la ciudad que la hizo motera y escritora

A Sonia Barbosa le marcó para siempre Ourense hace justo 11 años, ciudad a la que no le unía nada. Es de Aveiro (Portugal) y trabaja como conductora de autobús en Asturias. La aventura de su vida arrancó un fin de semana en As Burgas. "El viaje a Ourense me cambió la vida", cuenta al otro lado del teléfono. Un encuentro casual con una amiga a la que no veía desde hacía tiempo la trajo hasta aquí en moto.

"Fui de paquete a ver a unos colegas  de ella, me daban mucho miedo las motos. Al final, me gustó tanto la sensación que a la vuelta le pregunté a mi amiga: "¿Tú crees que puedo conducir una moto?" "Claro que sí", me dijo. Y con mi 1,52 de estatura, me apunté a la autoescuela de regreso a Asturias". 

A los pocos meses se compró la primera moto, una Ducati Monster 620, y con ella emprendió un viaje a Oporto sola. Desde entonces, no ha dejado de rondar por el mundo: San Agustín de la Florida, Alaska y Kirguistán entre sus últimas conquistas en moto. "Sigo conduciendo autobuses, ese es mi trabajo. Pero encontré mi hobby en las motos", dice.

"En moto por el paraíso de los nómadas Kirkistán" y "Alaska, en moto hasta la última frontera" son los dos libros que Sonia Barbosa ha publicado. "Desde los 12 años supe que quería escribir. Y ahora encontré mi historia", explica la motera.

El Principado de Asturias confía en sus rutas en moto para promocionar el turismo de la zona y escribe para marcas como BMW, interesadas en sus periplos por el  mundo. También tiene un blog.

Vencer el miedo

"Claro que sigo teniendo miedo, pero el miedo nos hace más humanos. Hay que mostrarlo para superarlo, a mí la moto me ha ayudado a ello", explica Sonia Barbosa. 

Recuerda entre risas aquel viaje improvisado hace una década a Ourense. "No quería ir. Cuatro horas de viaje y era la primera vez que montaba en moto. Me daba un miedo...", cuenta.

Vivir al día y disfrutar de la gente que se encuentra en el camino es la filosofía de esta conductora de autobús y motera. Algún día volverá a Ourense, el lugar donde empezó todo.