Ourense

Mujeres maltratadas prefieren amparo de policías de paisano

Ourense

Seguridad

Mujeres maltratadas prefieren amparo de policías de paisano

Un agente de la Policía Local de la ciudad, durante un servicio en la rúa do Paseo (JOSÉ PAZ).
photo_camera Un agente de la Policía Local de la ciudad, durante un servicio en la rúa do Paseo (JOSÉ PAZ).
Argumentan que su custodia es  mucho "más discreta" que si se llevaba a cabo con el uniforme

La solicitud de la Policía Local para asistir sin uniforme a víctimas de la violencia machista se ampara en varias peticiones de mujeres que sufrieron malos tratos. Las quejas fueron recogidas y tramitadas a través de colectivos sociales que, en su mayor parte, ante la negativa de la Subdelegación del Gobierno a autorizar la iniciativa, replegaron velas y prefieren no hablar de la petición, incluido el Centro de Información Municipal as Mulleres (CIMM) de la ciudad, uno de los que avaló la petición de los agentes locales. Entre los colectivos que sostienen la petición se encuentra el Foro Falando Nos, cuya representante, Victoria Diéguez, insiste en de que los agentes patrullen de paisano: "El uniforme estigmatiza a las víctimas. En la calle, tienes a unos policías y todo el mundo sabe que eres víctima".

En la provincia hay hoy en día 368 casos de mujeres maltratadas registrados en el sistema Viogén, De ellos, en 205 no se aprecia riesgo para las víctimas, pero en los restantes sí. En dos de los casos fue catalogado como "extremo" y en 25 como "medio". Solo durante este año se presentaron 404 denuncias por violencia de género. Entre ellas está la de una joven, identificada como C.L.R., de 26 años, que a la hora de recibir protección prefiere a los agentes sin uniforme. "Si resides en el medio rural o en un edificio con muchos vecinos, los policías o guardias civiles pueden pasar más desapercibidos, prestar el servicio de forma discreta", apunta. El argumento lo comparte otra de las víctimas, L.J.F., de 46 años, que tras los malos tratos contó con el apoyo de Cáritas. "El servicio de vigilancia de paisano puede ser más efectivo porque es más fácil sorprender al maltratador", afirma.

La Policía Local de la ciudad tiene asignado un cupo de atención a 50 víctimas. En todos los casos, el riesgo de ser agredidas es "bajo y medio", por lo que los agentes -habitualmente dos- se encargan de hacer un seguimiento y prestarles asesoramiento. "Si por cualquier trámite, los policías tienen que desplazarse a un domicilio es mejor que lo hagan de paisano. A mí no me importa que lo hagan de uniforme, pero reconozco que generan expectación en el vecindario", asegura otra de las víctimas.

La patrulla más cercana en caso de auxilio

Dentro de los casos de violencia machista en la provincia, 14 mujeres son usuarias del Servicio de Teléfono de Atención y Protección (Atenpro) y 19 presuntos agresores están siendo controlados con dispositivos telemáticos o a través de órdenes de alejamiento. Las fuerzas de seguridad trabajan de forma coordinada para atender lo más pronto posible a cada una de las víctimas.  Los agentes comportan todos los datos y en caso de que una de las víctimas pida auxilio acude a socorrerla la patrulla que se encuentra más cercana,  bien sea de agentes locales, nacionales o guardias civiles y estén vestidos de uniforme o de paisano.

 Varios sindicatos policiales, que reconocen que en ciudades como Vigo, A Coruña y Santiago los policías locales custodian de paisano a mujeres maltratadas, declinaron no obstante pronunciarse abiertamente sobre el tema.