Ourense

Una negociación sin acuerdo en los cinco puntos

Ourense

Una negociación sin acuerdo en los cinco puntos

Las conversaciones están encalladas desde el martes, con duro cruce de reproches entre sindicatos y Xunta

 

La negociación entre el comité de huelga, en el que están presentes todos los sindicatos que representan a los 2.600 trabajadores de Xustiza en Galicia pertenecientes a los cuerpos nacionales, SPJ USO, Alternativas na Xustiza- CUT, FeSP UGT, CSIF, STAJ, CIG y CCOO, y la Xunta, está totalmente encallada desde el martes de la pasada semana, con cruce de reproches incluido. Mientras el presidente del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, tilda a los convocantes de "antidemocráticos" por exigir la retirada del director xeral de la Función Pública, José María Barreiro, de  la mesa de negociación, los sindicatos ven una maniobra política en esta cerrazón para no abrir la mano. "Estamos ante unha trama política no propio PP, pola loita interna pola sucesión de Feijóo, na que se intenta desgastar o vicepresidente Rueda e na que os propios ciudadáns son os reféns", valora Nuria Fornos desde Alternativas na Xustiza.

Este último miércoles, Rueda dio un paso y planteó unirse personalmente a las negociaciones, dispuesto a abordar la parte económica, que hasta ahora estaba cerrada, a partir del día siguiente a la desconvocatoria de la huelga. Pero los sindicatos rechazan acabar con la movilización hasta que exista un principio de acuerdo.

Hay desacuerdo en los cinco puntos  sobre la mesa: igualación del complemento salarial autonómico con las demás comunidades; que no haya descuentos por bajas por enfermedad, creación de plazas ahora cubiertas con refuerzos, recuperar las  amortizadas y que los trabajadores sustitutos cobren según el trabajo que realizan y no conforme a su categoría anterior.

1.SUBIDA SALARIAL

Afectaría al complemento específico que paga la Administración autonómica (CAT) por tener transferida la competencia en justicia desde el 20 de diciembre de  1996.

La Administración gallega ofrece una subida mensual de 90, 76 y 68 euros, según la categoría -gestores, tramitadores y auxilios-, y 100 para los forenses, quienes también se sumaron a la huelga, pero este incremento sería efectivo entre 2019 y 2020, la mitad en cada ejercicio. Unas cifras que los sindicatos consideran "indignantes", porque la media sería de 39 euros de subida mensual en un horizonte de 36 meses.

Los representantes de los trabajadores reclaman un aumento lineal para todos los cuerpos, tras rebajar su propuesta inicial, de 225 euros al mes, que se aplicaría de forma gradual entre este año y 2020.

Y mientras la Administración dice que se situarían por encima de la media estatal, el comité matiza que es una interpretación "torticera".

2.-BAJAS MÉDICAS

Sobre la petición de que no les penalicen en su sueldo por las bajas médicas (IT), al igual que ocurre con los jueces, fiscales y letrados de la administración de justicia y con compañeros de otras comunidades con competencias transferidas, el único compromiso de la Xunta es valorar la posibilidad de incluir solo determinadas patologías: las cardiopatías isquémicas. 

3.-SUSTITUCIONES

El comité de huelga reclama el mismo sueldo cuando el trabajador suple a otro que tiene mayor nómina. Aunque el TSXG anuló esa reclamación, la Xunta encargó un informe jurídico para analizar la viabilidad.

4.-AMORTIZACIONES

El comité de huelga pide recuperar 106 plazas que fueron amortizadas en los últimos años. Según los sindicatos, solo 10 estaban autorizadas por el ministerio. "La Xunta sigue recibiendo dinero por 96 que figuran como activas", explica Fornos.

5.-REFUERZOS

Demandan la creación de las plazas que llevan cubiertas durante más de tres años con personal de refuerzo. El Gobierno gallego se compromete a convertir en fijas 36, que ya se ofertarían en el próximo concurso de traslados.