Ourense

Emilia Ruiz, tras superar un cáncer: "El nombre es cáncer, no pasa nada"

Ourense

DÍA CONTRA EL CÁNCER

Emilia Ruiz, tras superar un cáncer: "El nombre es cáncer, no pasa nada"

Emilia Ruiz, usuaria de AECC Ourense, este martes en un acto en la Casa de Chocolate (MIGUEL ÁNGEL).
photo_cameraEmilia Ruiz, usuaria de AECC Ourense, este martes en un acto en la Casa de Chocolate (MIGUEL ÁNGEL).
Emilia Ruiz pensó que se le "adelantaba la muerte" cuando le detectaron cáncer de mama. En unas horas decidió entre "meterme debajo de la cama o vivir". En el largo camino sonrió "por mis dos nietas" y fue abuela por tercera vez. 

Cuando a Emilia Ruiz le detectaron cáncer de mama en una revisión rutinaria tardó unas horas en dejar de pensar que iba a morirse. "Al principio dices: '¿Por qué a mí?'. Luego: '¿Por qué no a mí?'. Simplemente pensé en que se me había adelantado la muerte. Pero llegué a casa y había dos opciones: o meterme debajo de la cama o seguir viviendo". 

La primera vez que se escuchó pronunciando la palabra fue al llegar al trabajo.

-¿Qué tal el médico, Emilia?

-Pues me han detectado cáncer de mama. 

"Desde ese momento fue cáncer. Cuanto más lo llamemos por su nombre, menos miedo le tendremos. No pasa nada". 

El día que salió de la consulta de la doctora Redondo, esta le aconsejó que se pasase por la oficina de AECC Ourense. "Me dijo que me iban a ayudar. Así fue. Yo no conocía la asociación para nada. Hoy son una segunda familia. Han sido un apoyo psicológico y moral". 

En este tiempo, Emilia acumuló experiencia en sonreír. Por sus dos nietas. Por el camino fue abuela por tercera vez. "Piensas en ellos y que lo peor de todo es que quizás no los vuelvas a ver. Tienes que hacer cara, para que ellos no sufran. Tienes que estar bien. Por la familia, por los amigos, por toda la gente que te tiene que ver bien". 


El camino (de Santiago)


A Emilia Ruiz le dieron la incapacidad laboral cuando le detectaron el cáncer de mama. "Mi trabajo es de coger peso y ya no podía, pero ese vacío lo llené con muchas otras cosas". El Camino de Santiago fue una de esas experiencias, que realizó junto a compañeras–ahora amigas–de AECC Ourense. El relato de las participantes centró este martes los actos de la asociación ourensana en el Día mundial contra el cáncer. "Lo pasé de maravilla. ¡Y ni una ampolla!".

Emilia guardó fuerzas incluso después de la quimioterapia y la operación: "Cuando salí de operarme, me fui a mis clases de baile de salón con el drenaje".

"Yo digo que el cáncer no duele. No me impidió hacer mi vida normal". Emilia Ruiz habla en pasado, aunque con él siempre presente. "¿En qué fase estoy? En fase superada. Ya van seis años. ¡Pero digo siempre que de momento! Porque nunca se sabe si puede volver otro cáncer". 


El círculo se cierra


Emilia recuerda la sensación del día que su doctora le comunicó que estaba curada. El miedo a la libertad. "A lo mejor es una tontería, pero me dio una especie de bajón. Como siempre me sentí bien, cuando me dieron el alta aquello era quitarse de la pastilla, de la protección de los médicos… No sé".

Ahora son otras y otros los que llaman a la puerta de AECC Ourense y allí se encuentran con Emilia de voluntaria. "Cuanto más te juntas con gente que te ayuda, mejor. Yo le diría a todo el mundo que tiene cáncer que el primer paso es que no lo esconda. Y que se sale. Claro que se sale. Eso les digo a los que vienen".