La Región

INSTALACIONES SANITARIAS

La nueva cocina del CHUO ya está equipada y abrirá en breve

La automatización de muchos procesos reducirá la carga de trabajo y mejorará la seguridad
Vista panorámica de la zona de elaboración de comidas de la nueva cocina del hospital.
Vista panorámica de la zona de elaboración de comidas de la nueva cocina del hospital.
La nueva cocina del CHUO ya está equipada y abrirá en breve

La nueva cocina de Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), que estará a la vanguardia nacional y que dobla en superficie a la que funciona en la actualidad, ya es una realidad, con equipamientos modernos y tecnología puntera que permitirá plena trazabilidad –seguimiento de los pasos de los alimentos– y las máximas medidas de seguridad alimentaria. 

Este nuevo servicio del CHUO, que entrará en funcionamiento próximamente, cuenta con una inversión de 5,28 millones de euros, de los cuales 3,75 se destinan a equipamiento e instalaciones, mientras que los 1,53 restantes  están dirigidos a la compra de los nuevos carros de cocina de distribución, estaciones nodriza y vajillas, para llevar los alimentos en buenas condiciones.  

Las dimensiones de la nueva cocina doblan a la actual, pasando de 700 a 1.5000 metros cuadrados, en los que además habrá luz natural en gran parte de las zonas de trabajo gracias a los amplios ventanales de los que se ha dotado. Entre los servicios de esta nueva cocina, se encuentran la climatización y la distribución de personal por áreas de trabajo, "unha mellora moi esperada polo persoal do servizo", según indican desde el CHUO.

 

La nueva cocina complementará el tradicional sistema de procesado alimentario caliente con línea fría, en un sistema mixto. Actualmente, la cocina reparte 1,2 millones de comidas al año a lo largo de cuatro servicios diarios, y ofrece a los pacientes la posibilidad de escoger el menú para el día siguiente. Cada jornada, aparte del menú basal, otras 30 dietas diferentes. 


Estructura de cinco áreas


La estructura de la nueva cocina de divide en cinco áreas: recepción-almacenamiento, preparación, elaboración,  distribución y lavado de vajillas. Las zonas están bien delimitadas, lo que posibilitará "unha perfecta coordinación nos procesos e protocolos establecidos para garantir unha trazabilidade perfecta do produto", según valoran fuentes del CHUO, para otorgar plenas garantías "desde o almacén ao prato". Una vez que se recibe el producto irá al almacén central o a alguna de las seis cámaras frigoríficas; habrá tres salas para preparar los productos; y el área de elaboración, totalmente climatizada, tendrá luz natural y hasta cuatro hornos industriales. 

En esta zona de elaboración, donde se preparan los platos, cuenta con maquinar de última tecnología para eliminar cargas –como el túnel de lavado de última generación–, un avanzado sistema de ventilación y mejoras en la seguridad de personal.  

No obstante, la Comisión de Centro del CHUO ha convocado a los trabajadores a concentrarse hoy, a las 11,00 horas, contra "a eliminación de 10 postos de traballo de pinches", que dicen que se llevarán a cabo con la apertura de la nueva cocina.