Ourense

Nuevas normas para perros potencialmente peligrosos

Ourense

NORMATIVA

Nuevas normas para perros potencialmente peligrosos

Imagen de un pitbull, considerado un "animal potencialmente peligroso", según la ordenanza municipal.
photo_camera Imagen de un pitbull, considerado un "animal potencialmente peligroso", según la ordenanza municipal.

Los animales sólo podrán salir a la calle si van sujetos con una correa de un máximo de dos metros

El Concello de Ourense ya tiene una ordenanza sobre la tenencia de animales potencialmente peligrosos en el entorno humano. Esto se traduce en que cuando estos animales , tal y como se recoge en el texto normativo, accedan a un espacio público, sus dueños tendrán que controlarlos mediante una correa no extensible de menos de dos metros. Además, deberán portar una licencia municipal que les autorice su tenencia. El objetivo es que el texto normativo entre en vigor a principios de abril.

Tienen consideración de potencialmente peligrosos los perros de las razas American Staffors, Hire Terrier, Pit Bull Terrier, Doberman, Mastín Napolitano, Rottweiler y Fila Brasileño, entre otros. De forma genérica, también reciben esta consideración todos aquellos de la fauna salvaje que son utilizados como animales de compañía y puedan ocasionar la muerte o lesiones a humanos o a otros animales. En cualquier caso, los perros guía podrán circular libremente por el municipio siempre que vayan acompañados por su dueño.


Contratar un seguro

La ordenanza, aprobada definitivamente en el pleno del viernes, obligará a sus dueños y cuidadores a la obtención de una licencia municipal, previa adquisición del animal, que se podrá solicitar en el Rexistro Xeral del Concello y que tendrá una vigencia de cinco años. Entre los requisitos para su obtención están tener un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura mínima de 125.000 euros. Además, la solicitud deberá ir acompañada de una copia compulsada del documento donde figure el número del microchip. De hecho, en el capítulo de obligaciones se recoge que los animales deberán ser identificados con un microchip en sus tres primeros meses de vida o un mes después de su compra.

En cualquier caso, una vez que entre en vigor la normativa, los propietarios tendrán un plazo de seis meses para solicitar la licencia. De la misma forma, el traslado a Ourense de un animal potencialmente peligroso por una estancia superior a tres meses, tendrá que pasar por registro. Lo mismo si se traslada a otro municipio, donde se tendrá que realizarse el mismo procedimiento en el concello correspondiente. Los que no estén empadronados tampoco se escapan: deberán acreditar la licencia de su municipio de origen.

Asimismo, la ordenanza establece una serie de condiciones y no autorizara a la tenencia de estos animales a aquellos vecinos condenados por delitos de homicidio o contra la libertad sexual o de narcotráfico. Además, habrá que ser mayor de edad y disponer de un certificado de capacidad física y aptitud psicológica para su tenencia.

Con esta nueva ordenanza, los dueños o criadores de perros deberán comunicar al Concello el robo o pérdida de animal en un plazo de cinco días así como su venta o muerte, en 15. También comunicar la castración o esterilización del animal. Por otra parte, las instalaciones donde viven los animales deberán cumplir una serie de requisitos para que no molesten al resto de vecindario. Entre ellas, el recinto deberá estar señalado advirtiendo de su presencia y los vallados han de ser lo suficientemente altos para evitar su huida.

Asimismo, incumplir la ordenanza de tenencia de animales supondrá una sanción económica tal y como se recoge en la Ley 50/99 de 23 de diciembre. Según el artículo 13.5, que aún muestra la cuantía en pesetas, la multa rondaría entre las 25.000 pesetas (150 euros) y las 50.000 (300 euros) para las infracciones leves que serían, por ejemplo, no presentar la licencia del municipio de origen del animal.

Comentarios