Ourense

Las obras de la Biblioteca en San Francisco rematarán en septiembre

Ourense

INFRAESTRUCTURAS

Las obras de la Biblioteca en San Francisco rematarán en septiembre

El avance de los trabajos en el complejo posibilitaría que el inicio de la construcción del Archivo Histórico se produzca en julio

Al fin parece que el eterno proyecto del Archivo Histórico Provincial y de la Biblioteca Pública del Estado se convertirá en una realidad tangible y palpable. Lejos queda ya la adjudicación inicial del proyecto en el año 2000, la subsanación de errores acometida en el 2007, y los litigios judiciales entre la anterior empresa adjudicataria y las administraciones. Ahora, y tras la licitación de las obras el pasado año, los plazos no sólo se cumplirán, sino que incluso se adelantarán.

"Las obras están avanzando mucho, la biblioteca estará acabada, con casi total seguridad, en el mes de septiembre. Los plazos se cumplen de sobra de acuerdo con lo que estaba previsto", señala el arquitecto responsable de la redacción del proyecto y director de obra, José Manuel Casabella.

Y en cuanto al Archivo Provincial, fuentes cercanas al ministerio aseguran que las obras se iniciarán en el mes de julio con toda probabilidad, lo que supondría un gran alivio para los responsables y usuarios de este centro que llevan más de una década trabajando en precario e investigando con muchas dificultades. El Ministerio de Cultura solo remite al proyecto de obra aprobado y prefiere no hablar de plazos.

Las obras de la biblioteca ya estaban ejecutadas en un 70 por ciento. El nuevo proyecto corrigió algunas cuestiones del aspecto exterior de la edificación, suprimiendo o haciendo invisibles elementos arquitectónicos considerados "poco o nada acertados en relación con el entorno, como el torpe diseño de las arcadas del porche y el trazado de los ventanales de la planta baja, el diseño del muro cortina de la planta primera que incluye un desfigurado e incomprensible frontón, o el balcón ceremonial de la planta primera".

Las obras del Archivo ya son otra cuestión, ya que sólo se ha llevado a cabo hasta el momento la demolición de todas las particiones y obras provisionales para consolidar los muros de cantería que conforman su estructura.

Así que las obras que se inicien este verano engloban la remodelación de dos de las edificaciones existentes: una, el antiguo convento, convertido en Cuartel de San Francisco, que será destinado a sede administrativa del Archivo; y otra, el edificio destinado a depósitos del mismo, antiguo comedor del cuartel. Ambos edificios quedarán conectados entre sí.

El espacio se distribuirá en las siguientes áreas: área reservada, de acceso restringido para los depósitos y zona de trabajo; área privada, de acceso controlado para oficinas de Administración y despachos; y el tercer área de acceso público.