Ourense

La oferta de pisos turísticos de la ciudad incluye una veintena "piratas"

Ourense

vivienda - turismo

La oferta de pisos turísticos de la ciudad incluye una veintena "piratas"

La rúa Hernán Cortés, del Casco Vello, una de las que tiene más pisos turísticos, con hasta seis.
photo_cameraLa rúa Hernán Cortés, del Casco Vello, una de las que tiene más pisos turísticos, con hasta seis.
Las plataformas online ofertan actualmente 170 propiedades cuando tan solo 147 cuentan con la preceptiva licencia

La proliferación de los pisos turísticos en la ciudad es una realidad emergente. Suben como la espuma y pueblan, principalmente, las calles del Casco Vello. Este incremento tiene una contrapartida, las viviendas que se ofertan  y que no cumplen con los requisitos legales que establece la Xunta. Así se desprende del cruce de datos entre las licencias de viviendas de uso turístico registradas en la Axencia de Turismo con los datos que provee AirDNA, que aporta información comercial para ayudar a huéspedes que ofertan sus pisos en Airbnb o HomeAway.

La Xunta cifra en 147 el número de pisos con licencia para ofrecer alquileres turísticos en la ciudad. Un número que destapa que, al menos, hay 23 que continúan funcionando al margen de la ley y sin dar cuentas a la Administración. Esto lo pone de manifiesto AirDNA, donde sitúan en 170 los alquileres activos en la ciudad, aunque han sido muchos más los que han funcionado al margen de la ley, ya que en verano llegó a haber 198 propiedades activas. 

Los expertos advierten de la necesidad de regular estas viviendas e incluirlas en los planes de ordenación urbanística, tanto de  Ourense como el de las principales villas ourensanas. "El de Santiago ha sido hasta el momento el único ente local gallego en adoptar medidas respecto de la limitación de viviendas turísticas", indica Ana Carricoba, quien junto a Ana Luisa Ladeiras, Mª Carmen Pardo y Martín Fernández-Prado, ha analizado el "impacto del turismo en la morfología urbana del Eixo Atlántico". 


Los vecinos pueden vetarlos


Precisamente, en Santiago las comunidades de vecinos ya han comenzado a vetar en sus edificios el alquiler turístico, algo que la Ley de Propiedad Horizontal permite hacer desde marzo si tres quintas partes de los propietarios se muestra a favor. El pleno aprobó en 2019 la limitación de este tipo de viviendas en la ciudad. 

En Ourense, poco a poco, la presión de los pisos turísticos empieza a notarse. El último informe de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias cifra en  250 los pisos en el circuito de comercialización de alquiler, mientras que hay ya 170 ya para arrendamiento turístico. 

Los expertos piden a la ciudad y a las villas que introduzcan medidas en sus planes de urbanismo

El Plan Xeral de Ordenación Municipal ourensano no contempla las viviendas de uso turístico, al igual que los planes de Verín, O Barco y O Carballiño, tal y como explicita el informe que han sellado estos expertos. Tampoco se incluyen estas viviendas en el Plan de protección e reforma interior da zona antiga  de O Barco ni en el Plan Especial del Casco Vello. Santiago es el único municipio que legisló, a través del Plan Especial do Centro histórico.. 

Ana Carricoba considera clave "aclarar el marco competencial" para hacer frente a la "inseguridad jurídica". Ana Luisa Ladeiras sostiene que estas plataformas de pisos turísticos "llegaron para quedarse" y que han provocado una subida de precios de alquiler  expulsando a la gente hacia la periferia. Para ello, pide "medidas de control" a los concellos, que pasarían por tener un "registro municipal" de estos pisos y "medidas de fiscalidad", como la implantación de una tasa turística. 


Castigos a la vista


La Xunta anuncia que castigará a los portales web de alojamiento  como Airbnb que oferten estos pisos turísticos ilegales para evitar que sigan proliferando. Actualmente, exige para su legalidad que los propietarios tengan visible el código de registro en las plataformas donde se promociones. Si funcionan como ilegales, pueden recibir multas que van de 300 a 90.000 euros. 


Sube como la espuma: 330 euros más al mes en un año


De media, el alquiler de un piso entero deja una ganancia media de 60 euros diarios a los propietarios, algo que pone de manifiesto que puede llegar a ser mucho más rentable que arrendarlas por larga duración. El precio ha ido subiendo progresivamente desde el mes de enero, cuando se situaba en 55 euros diarios, hasta alcanzar un máximo de 62 el pasado mes de agosto. Actualmente, cierra noviembre con un precio de 60 euros al día.

El ratio de ocupación de la vivienda turística de la ciudad está exactamente un 50%, con un crecimiento paulatino, especialmente acentuado en verano. En noviembre del año pasado, la ocupación de las plazas fue de un 33%, 17 puntos menos que ahora El máximo se alcanzó en agosto, cuando se ocupó el 84% de las plazas ofertadas en las plataformas AirBnb o Homeaway.

La ganancia media de los propietarios cerró noviembre en 770 euros, una cifra muy por encima de los 439 euros del año pasado, 331 euros más, lo que da buena cuenta del auge de este tipo de alojamientos.. El pico máximo lo alcanzaron este mes de agosto, donde llegaron a ganar 1.415 euros  de media.

De las 170 viviendas turísticas, 133 se alquilan por casa entera, 34 lo hacen en piso compartido y 3 se ofrecen en habitación a compartir. El 60% de estos pisos tiene entre dos y tres habitaciones .

Las viviendas turísticas que están disponibles para alquilar siempre –es decir, el dueño no vive en ellas– son el 48%, mientras que la otra mitad la compatibiliza con el uso propio de los dueños.  

Más en Ourense