La Región

FUERON IDENTIFICADAS 26 PERSONAS Y SE ABRIÓ EXPEDIENTE DE EXPULSIÓN DE ESPAÑA A 4 MUJERES

La operación 'Ninfas' se cierra con doce personas detenidas

La Policía Nacional dio ayer por cerrada la operación 'Ninfas' contra la prostitución, desarrollada en los últimos cuatro días en Brasil y en las provincias de Ourense y Pontevedra, tras la detención de 12 personas, cuatro de ellas en el país suramericano. De los otros ocho arrestos, cinco se produjeron en Ourense y tres en Vigo, de los cuales tres ingresaron en prisión como presuntos autores de los delitos de favorecer la inmigración ilegal, tráfico de personas, explotación sexual y pertenencia a banda organizada. Los restantes, al igual que los detenidos en Brasil, quedaron en libertad con cargos.
La operación 'Ninfas' se cierra con doce personas detenidas
La operación se llevó a cabo en los clubes de alterne 'Ninfas' (Maside), 'Os Corzos' (Verín) y 'Goldfinger' (Vigo) -ayer seguían precintados-, en los que, según la Policía, se identificó a 26 personas, entre clientes y camareras. De estas últimas, 10 son jóvenes oriundas de Brasil que fueron interrogadas ante la sospecha de que estuvieran retenidas contra su voluntad, y con el objetivo de llevarlas de nuevo con sus familias.

El jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Galicia, Jaime Iglesias, aseguraba ayer que la palabra 'liberadas' había que ponerla de momento entre comillas, porque las afectadas se movían con libertad. Eso sí, a cuatro de ellas se les abrió un expediente de expulsión de España al estar residiendo de forma irregular, según Iglesias Fernández.

La operación la desarrollaron de forma conjunta la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) y la Policía Federal brasileña, cuyos agentes se desplazaron a Galicia con el objetivo de recabar el mayor número de datos posibles de los arrestados y funcionamiento de sus locales para combatir posibles mafias que reclutan mujeres con falsos contratos de trabajo y después obligarlas a prostituirse. 'Estamos muy preocupados con este tema y hacemos lo posible para combatirlo', afirmó Jaime Iglesias.

La operación se inició hace un mes en Vigo después de que una joven brasileña -figura en el sumario como testigo protegido- alertara de que compañeras suyas engañadas en Brasil estaban retenidas y las obligaban a prostituirse.