Ourense

Operación salida: el carburante, once céntimos más caro que el año pasado

Ourense

Consumo

Operación salida: el carburante, once céntimos más caro que el año pasado

La carretera N-120, a su paso por la ciudad, donde Tráfico alerta de una alta intensidad circulatoria.
photo_camera La carretera N-120, a su paso por la ciudad, donde Tráfico alerta de una alta intensidad circulatoria.

Arranca hoy el primer dispositivo de verano de Tráfico, con 20 agentes apoyados en nueve radares móviles y once fijos

La operación salida de las vacaciones de verano arranca hoy, a las 15,00 horas, con los combustibles más caros que el año pasado por estas fechas. Los conductores que saldrán hoy hacia sus destinos vacacionales a la hora de repostar, en caso de echar gasolina pagarán, según los datos del Ministerio de Energía, una media de 11,3 céntimos más en cada litro. De llenar el depósito de gasóleo, la diferencia es mayor, 17 céntimos el litro.

 

 

Los precios podrían sufrir variaciones al alza durante el fin de semana. Los responsables de las estaciones de servicio estaban a la espera ayer de que le anunciarán las tarifas para el sábado. "Nos las dan a conocer de un día para otro. Para mañana -por hoy- va subir un céntimo", apuntó José Manuel Rodríguez, gerente de la estación de servicio O Jardín.

Así, los automovilistas que tengan previsto salir el sábado o el domingo podrían encontrarse con los carburantes aún más caros.

La Guardia Civil de Tráfico estima que por la provincia circulen más de dos más de dos millones de vehículos, que en su mayoría lo harán por la autovía A-52 (Benavente-Porriño) en dirección a la costa atlántica. Los agentes recomendaban ayer espacial precaución a la hora de entrar en la ciudad por el acceso centro, carreteras N-120 y N-525, a su paso por el casco urbano ourensano y cruce de la OU-540 con A Valenzá (Barbadás) ante la sospecha de que durante el fin de semana podría producirse una aglomeración de vehículos.

Un total de 20 agentes se encargarán de vigilar la circulación en la provincia, apoyados por nueve radares móviles y 11 fijos, situados en las autovía A-52 y AG-53, además de en las carreteras N-120 (Valdeorras); N-525 (Coles) y N-541 (Carballiño). La operación salida se prolongará hasta las 24,00 horas del próximo domingo. 

Más controles de alcohol y drogas, sobre todo nocturnos 

Los controles de alcohol y drogas en las carreteras de la provincia se incrementarán durante el mes de julio. Tráfico tiene previsto realizar más de 15.000 pruebas de alcohol y drogas, sobre todo por las noches. 

En la asociación Stop Accidentes recomendaban ayer no ingerir ni gota de alcohol o consumir sustancias estupefacientes antes de ponerse al volante. "Hay que extremar todas las precauciones. Lo importante es regresar a casa", apuntó el responsable del colectivo, Benito Bouzada.

El destacamento de Tráfico de Ourense tiene previsto poner durante el período vacacional cuatro campañas de vigilancia, una para el control de alcohol y drogas, la otra para la velocidad y otras dos  para interceptar furgones y motocicletas que circulan a velocidad excesiva o no tienen la documentación en  regla.

"En la carretera hay que convivir, prestar atención a la conducción y respetar las normas. No estamos para poner sanciones, vigilamos para evitar accidentes de circulación y salvar vidas", afirmaron en Tráfico. 

Vigilancia especial en las carreteras convencionales

La Guardia Civil de Tráfico prestará durante todo este fin de semana espacial atención a la conducción en las cuatro autovías A-52 (Benavente-Porriño),  A-75  (Verín-Portugal),  AG-53 (Santa Cruz de Arrabaldo-Dozón) y AG-31 (Taboadela-Celanova). La vigilancia en las dos primeras incluye a los conductores lusos que están emigrados en Europa y regresan de vacaciones.

"Los controles se incrementarán en colaboración con las fuerzas de seguridad lusas para evitar posibles accidentes. Muchos de estos conductores circulan a velocidad excesiva para llegar pronto a casa cuando en algunos casos llevan mes sin conducir", afirmaban fuentes de Tráfico.

Una vez finalizada la operación salida, la vigilancia se trasladará a las carreteras convencionales al entender que aumentará sustancialmente el número de conductores. Desde el destacamento de Tráfico apelaban ayer  a la responsabilidad de cada uno de los automovilistas, sobre todo a la hora de realizar trayectos cortos y desplazarse por las fiestas de os pueblos y villas.